Por Gastón Monjes 
gmonjes@cronica.com.ar 

Aquí nadie se queda quieto. Todo aquel que quiere disfrutar encuentra el momento de hacerlo a lo grande. Es que en el Centro de Jubilados y Pensionados Nueva Era -Abelardo Silvero- UOM Matanza, las actividades, las reuniones y los viajes son algo cotidiano, siempre, con un denominador común: la buena onda.

Las últimas semanas estuvieron cargadas de cosas para hacer y, como ocurre siempre, los socios no dejaron pasar la oportunidad. Primero, extendieron su mano solidaria para conseguir mercadería de primera necesidad, que llevaron en persona hasta instituciones que la necesitan en Mendoza y en San Juan, donde compartieron una experiencia inolvidable, como ya les había ocurrido cuando llevaron su colaboración al norte del país.

Y como divertirse es para ellos una especialidad, no se iban a perder la oportunidad de hacer hermosos viajes. El último fue a Merlo, San Luis, donde pasaron días espectaculares, a pleno sol, aire puro, buena comida y mucho baile.

El broche de oro

Como era de esperarse, la sede del centro no podía perderse su propio festejo. Y así lo hicieron. Unos 150 socios participaron de la celebración organizada por la comisión directiva, con Juan Quiroga a la cabeza, que incluyó una deliciosa parrillada, seguida por sorteos, música en vivo, baile y un broche de oro: la presencia de Alcides y sus bailarinas.

“Más de uno se lució en la pista y bailó al ritmo de sus mejores temas”, le contaron a Crónica, antes de “agradecer a los 150 socios que se hicieron presentes”, en lo que definieron como “uno de los grandes acontecimientos del año”. Como era de imaginarse, la respuesta que recibieron las autoridades del centro no podía ser mejor.

“Hermoso día pasamos, felicitaciones Nueva Era por tan lindo evento”, fue uno de los tantos mensajes que les dejaron en las redes sociales. Pero esto no termina, para fin de año falta mucho y los encuentros, la diversión y los gratos momentos compartidos, antes de despedir a este 2017, prometen ser muchos más.