Por Francisco Nutti
@FranNutti

Hugo (34) y Luis Gil (13) son padre e hijo, viven en una casa humilde de La Plata y gracias a la viralización de sus videos lograron miles de reproducciones con las que, en la actualidad, poseen un ingreso. En sus publicaciones, el mayor hace "proezas" dignas de un cómico karateka o futbolista y el hijo las filma y relata con particular gracia. Cada mínima acción doméstica es convertida en los videos en una gesta épica, marcada por el relato del niño.

Los Gil tienen hoy más de cien millones de visitas en Tik Tok, casi 130 mil seguidores en su cuenta de Instagram y 25 mil suscriptores en Twitch. Los videos más visualizados son de Papurri haciendo saltos mortales en la pelopincho familiar. ¿Pero, cúando surgieron sus publicaciones y cuál es el trasfondo de esta familia que no para de crecer en las redes?

"Esto comenzó hace siete meses por una propuesta de Lionel, mi sobrino, y yo me enganché. Pensé en hacer cosas diferentes al contenido que se ofrece día a día y gustó", señaló el diálogo con Crónica el padre de la familia tiktoker, Hugo Gil, quien detalló que su bautismo en la plataforma fue en medio de la cuarentena obligatoria dispuesta por el gobierno nacional. 

A Luisito le encanta el fútbol y es hincha de Estudiantes.

Consultado sobre las acrobacias realizadas por Hugo mientras se tiraba a la pileta de lona, que se hicieron virales en los últimos día, el muchacho que durante toda su vida practicó deporte indicó que: "Hice muchos videos diciendo que no lo hagan en sus casas porque cada cual tiene que saber hacerlo y comprender sus límites. Por eso, siempre es mejor mirarlo"

En cuanto a Luisito, el niño quiere ser relator. Juega en el club Alumni de la Liga Amateur Platense, donde su papá es entrenador y es hincha de Estudiantes, en tanto que Hugo es de Gimnasia, por lo que los debates futboleros son habituales entre ellos. 

Pero ellos no son los únicos que habitan la vivienda donde realizan todo tipo de aventuras. La mamá, Romina, es nombrada siempre en los films pero nunca aparece. Tampoco interactúan en cámara Bianca, de 10 años, y Zoe, de 9. “No las quiero exponer”, argumentó el hombre. 

"Estoy muy contento por todo lo que está pasando, tenemos una gran cantidad de gente que nos apoya y nos saluda. Tratamos de devolverles el amor", resaltó Hugo, y agregó: "Luis y Lio están siempre, ellos también son protagonistas y son unos fenómenos los dos"

Llevan al deporte en la sangre

Uno de los hermanos de Hugo fue boxeador, el otro fue jockey y él jugó al fútbol una gran cantidad de años. Llegó a integrar el plantel de la cuarta de Gimnasia, pero dejó por una lesión grave en la rodilla. Después jugó en el ámbito local, en clubes de la Liga Platense como Alumni o San Martín de Los Hornos, hasta que se retiró porque esa lesión no le permitía jugar.

Reconocimiento internacional

Los videos de Luisito y Papurri se expandieron por Argentina y el mundo. Gracias a las donaciones que reciben en sus directos pudieron hacer la base estructural de una nueva habitación para Luisito. Reconstruyeron por completo el baño, compraron un termotanque porque no tenían agua caliente y desde hace tres meses puden disfrutar la ducha.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos