La producción fabril cayó 3,9% interanual en noviembre último, acumuló una retracción del 6,9% en once meses de 2019 y perdió casi 53 mil puestos de trabajo formales en un año, informó la Unión Industrial Argentina ( UIA). Los sectores más afectados fueron la industria automotriz (-26,4%), la de metales básicos (-15,4%, por la menor actividad de la industria siderúrgica) y metalmecánica (-7,1%).

El resto de los rubros registraron mayores niveles de actividad, como el textil (+10,8%, impulsado por la preparación de fibras aunque con una base de comparación muy baja), detalló la UIA. En el plano laboral, en términos interanuales, la industria registró 52.947 trabajadores formales menos (-4,6%) durante octubre: en la medición desestacionalizada, se perdieron 5.316 puestos de trabajo respecto a septiembre (-0,5%).

El vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y titular de COPA, Daniel Funes de Rioja, subrayó este lunes que espera “moderación” en las negociaciones salariales “para no generar expectativas inflacionarias y que los aumentos puedan ser pagados”. En diálogo con El Destape Radio, insistió en la necesidad de “blanquear la economía” al criticar el “alto nivel de informalidad laboral”.