El uso de capacidad instalada en la industria se ubicó en 56,9% en diciembre último, el segundo nivel más bajo de 2019, aunque hubo sectores que apenas superaron el 20%, como la actividad automotriz. En noviembre del año pasado, el índice se había ubicado en el 60,7% mientras que en diciembre de 2018 había llegado a 56,6%.

Los datos fueron revelados por el Indec, organismo que detalló que los bloques sectoriales que cerraron el año con niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al general fueron, entre otros, refinación del petróleo (78,6%), sustancias y productos químicos (68,8%), y papel y cartón, con 68,1%.