En el mismo camping donde estuvo privada de su libertad meses atrás, fue encontrada en las últimas horas Sandra Carrizo, la mujer que había desaparecido el domingo pasado, cuando se retiraba de una seccional policial tras ser sometida a golpes por su ex pareja, hecho que Crónica informó este miércoles. Justamente fue César De Lucca el responsable de haber mantenido cautiva a Sandra en un camping ubicado en Punta Lara.

La mujer fue rescatada junto a sus hijos y, afortunadamente, ni ella ni los chicos sufrieron lesiones. En tanto, el agresor fue detenido, aunque la víctima tiene miedo de que recupere su libertad, con el peligro que eso conlleva para ella. Sandra fue encontrada junto a los niños de 4 ,6, 9 y 10 años, encerrada en el automóvil de su ex pareja.

Los voceros señalaron que se encontraba en estado de shock, producto de los momentos vividos durante las últimas horas. El vehículo estaba estacionado en el interior de un sector de campings de la localidad platense de Punta Lara, curiosamente el mismo al cual la trasladó y la retuvo durante cinco días hace tres meses.

Personal policial llegó en horas de la noche al lugar y, tras liberar a la madre y a sus hijos, detuvo a De Lucca, de 35 años. Mientras tanto, Sandra regresó a la comisaría de la mujer de Tolosa para brindar su testimonio, a partir del cual las autoridades determinarán mantener en prisión al agresor, o concederle la libertad como sucedió en las anteriores ocasiones violentas que protagonizó, entre ellas la del domingo pasado.

A las 8 de aquel día, el sujeto ingresó a la propiedad de la madre de sus hijos, derribando la puerta y posteriormente sujetándola a ella del cuello con un cable. Por si fuera poco, se apropió del dinero de la víctima para luego escapar con los niños. Por esta razón, Carrizo se dirigió a la seccional policial con el afán de radicar la denuncia como así también solicitar protección, puesto que De Lucca había violado una restricción perimetral.

Cuando abandonaba la comisaría, fue tomada de la espalda con el mismo cable por su ex pareja y escapó corriendo y se dio a la fuga. Aldana, una joven hija de Sandra, fruto de otra relación, comentó: “Pasamos dos días de terror pensando que a mi madre y a mis hermanastros les había sucedido lo peor. Finalmente apareció en el camping que frecuenta este tipo. Ella está muy nerviosa y angustiada, todavía no nos pudo contar mucho, sólo nos dijo que tiene miedo de que lo vuelvan a liberar. Espero que eso no ocurra, porque es un psicópata y no va a parar hasta matar a mamá”.