Con más de mil propuestas en 250 espacios y museos de la Ciudad de Buenos Aires, se realizó ayer la 14ª edición de La Noche de los Museos, que duró hasta la madrugada y a la que concurrió más de un millón de personas. Entre las muchas actividades, se pudo ver a Robert Capa en la Casa Nacional de Bicentenario (Riobamba 985), una de las exposiciones imperdibles, que reúne la copiosa obra de este gran fotoperiodista húngaro, corresponsal de algunas de las guerras más emblemáticas del siglo XX, que supo capturar con su cámara la crueldad y dignidad humanas, y que pueden verse en color.

Además, los visitantes pudieron disfrutar de Nicola Costantino en la Alianza Francesa (avenida Córdoba 946). La artista rosarina participó de una curiosa perfomance culinaria con degustación “Ver para comer, comer para creer”. En tanto, la muestra “Voces y Miradas de la Libertad”, con obras realizadas por personas privadas de su libertad en los talleres del Centro Universitario San Martín (Cusam) y del Centro Universitario de Devoto (CUD), también dijo presente durante La Noche de los Museos, en la sede de la Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN), ubicada a una cuadra de la Plaza de los dos Congresos.

Transporte gratuito

Desde las 20 y hasta las 3 se pudo viajar gratis en colectivo, subte y premetro, en tanto que los peajes de Autopistas Urbanas fueron también gratuitos por iniciativa del Gobierno porteño.

Los niños, también

Otra característica de la jornada de ayer fue que los niños, además de recorrer los museos tuvieron la oportunidad de disfrutar de las calesitas de las plazas porteñas, que estuvieron abiertas hasta entrada la noche.