Para que nadie se olvide que estamos en invierno, el frío se hace sentir y mucho. Si bien lo sufrieron quienes viven en el conurbano, donde la sensación térmica fue en algunas localidades de 0 grados, en el interior los registros llegaron a -17 grados, como en Esquel o en la misma ciudad de Puerto Madryn, donde este martes al mediodía el termómetro marcó -10 grados.

Si bien en Capital y alrededores en los próximos días subirá levemente la temperatura, el frío intenso continuará. Los últimos días del otoño y los primeros del invierno se caracterizaron por las bajas temperaturas respecto de los últimos cinco años. En Ushuaia, por ejemplo, se registran desde el viernes fuertes nevadas, que cubren prácticamente toda la ciudad.

Lunes y martes, en Esquel la mínima rondó los -17 grados, algo que no ocurría desde hace 12 años. En Bariloche el termómetro marcó en las últimas 48 horas, 10 grados bajo cero. En tanto a media mañana de este martes, en algunos sectores de la ciudad de Córdoba cayó aguanieve con registros de -5 grados en las localidades serranas.

El meteorólogo Christian Garavaglia explicó que "técnicamente, aún no estamos frente a una ola de frío polar. La realidad es que para que se considere esa definición, tiene que pasar que durante tres días consecutivos al menos las temperaturas se mantengan por debajo de ciertos umbrales que son únicos de cada ciudad y están determinados por su climatología".

Esto implica que para hablar de ola polar en Buenos Aires se requieran por setenta y dos horas consecutivas registros mínimos por debajo de los -3,8 grados y máximas por debajo de los -12,6 grados.