El jueves pasado la policía de Entre Ríos encontró a un ex soldado ucraniano escondido en el baúl de un auto, quien era llevado a la ciudad de Rosario por un empresario armamentístico de la provincia de Santa Fe. Este fin de semana la pareja del ucraniano detalló que “era lo único que podía hacer para estar en el parto” de su hijo, porque las fronteras están cerradas por el coronavirus.

“Él decidió entrar de manera ilegal a la Argentina porque las fronteras estaban cerradas y quería estar en el parto de su hija”, aseguró la mujer en diálogo con el medio local Aire de Santa Fe. Además, la mujer alega que la historia de su pareja “es real” y que está con él desde hace cuatro años, cuando se conocieron en Buenos Aires y después se dedicaron a viajar por distintos países de Latinoamérica por la actividad empresarial del ex soldado ucraniano.

El ciudadano ucraniano, identificado como Víctor Melnyk, había explicado a las autoridades que él había llegado a Argentina a través de la frontera con Paraguay para asistir al nacimiento de su hijo en la ciudad de Rosario. Más tarde, en su propia declaración formal señaló que había pertenecido al grupo militar de elite Titán, en Ucrania, entre 1994 y 2000, y que actualmente reside en España, pero su pareja vive en el centro de Rosario.

Según contó su pareja, Melnyk “fue soldado en Ucrania y después trabajó como agente de seguridad como custodio de empresarios millonarios en Ucrania, Moscú y San Petersburgo, pero ahora se dedica a una empresa que se especializa en la potabilización de agua de mar”. “Él me contó que viajaba con magnates rusos a los que custodiaba”, señaló.

En la requisa policial del jueves pasado, los oficiales de entrerrianos le encontraron a Melnyk un carnet de conducir de España que vence en enero de enero de 2022 y una extraña identificación como "teniente" de los "Reales Tercios de España", una organización paramilitar que jura lealtad absoluta a la Corona española, cuya fecha de expedición data de marzo de 2019.

El empresario que "lo encontró" en la ruta cuando hacía dedo

Por su parte, el empresario santafesino identificado como Pablo Clucellas, de 46 años, aseguró que cuando regresaba a Santa Fe, luego de recorrer unos 25 kilómetros, vio a un hombre que hacía dedo en la ruta y que para no venir solo le dijo que subiera.

Según Clucellas, cuando habló con el hombre le sintió una "tonada extraña" y le preguntó si tenía papeles. Entonces, el ucraniano le mostró una placa oficial y le aseveró “que podía circular". Melnyk no tenía ninguna placa oficial ni pasaporte, solo un permiso de residencia otorgado en Málaga, España, en julio pasado.

“Me decía que estaba dispuesto a hacer 1700 kilómetros en el baúl con tal de llegar a ver a la hija. Le dije que se metiera, total no iba a pasar nada", declaró el empresario santafesino que describió que pasaron todos los controles policiales sin mayores problemas hasta llegar al puesto policial en La Paz, Entre Ríos, que los detuvo.

Cuando le preguntaron a la pareja rosarina del ucraniano porqué no tenía los pasaportes, ella relató que no lo sabía y que la última vez que se vieron fue en San Pablo. “Estábamos viviendo en esa ciudad, pero yo decidí volver a Rosario porque no me adapté. Fue antes de la cuarentena. Yo regresé a la Argentina y el cinco horas después salió para Paraguay, donde entró de manera legal. Me dijo que tenía que contactarse con unas personas por cuestiones de la empresa. Y no lo vi más, porque cerraron las fronteras”, explicó.

Actualmente, el juez federal Leandro Ríos envió las huellas dactilares de Melnyk a Interpol para confirmar su identidad y si tiene antecedentes criminales. El ciudadano ucraniano se encuentra detenido en una comisaría para cumplir con los 14 días de cuarentena.

Ver más productos

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Ver más productos