Los recursos propios de la provincia de Buenos Aires totalizaron durante el último año 217.184 millones de pesos, monto que representó una suba de 37,4% respecto de 2016 y marcó un sobrecumplimiento del 9,2% en la meta de recaudación prevista en el Presupuesto 2017.

El director de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires ( ARBA), Gastón Fossati, resaltó que "logramos una mayor eficiencia en nuestra tarea de fiscalización y cobranza. Esa mejora en la gestión de recaudación, sumada al crecimiento de la economía y otras medidas de política tributaria, nos permitió cerrar el año con un nivel de ingresos propios que se ubicó 13 puntos porcentuales por encima de la inflación".

El funcionario precisó además que "desde el inicio de nuestra gestión implementamos cambios para promover el cumplimiento voluntario, agilizar la recuperación de deudas y optimizar la cobranza de impuestos corrientes. Esas acciones generaron un impacto positivo que se hizo visible con el correr de los meses, sobre todo en lo referido al recupero de cuotas atrasadas de tributos patrimoniales".

El Impuesto Inmobiliario aportó en 2017 una suma de $15.008 millones, con un incremento interanual de 53%. En tanto que Automotores y Embarcaciones Deportivas alcanzaron los $19.723 millones, con un alza del 48,6%. En cuanto a esa evolución, Fossati destacó que "los impuestos patrimoniales ganaron importancia relativa el año pasado, dado que su participación en la recaudación total creció 1,4 punto porcentual en comparación con 2016".