El barrio porteño de Villa Devoto amaneció conmocionado por el macabro hallazgo de un cuerpo femenino en medio de un charco de sangre. El cadáver, vestido con calza y remera, yacía en la intersección de Pedro Lozano y la Avenida Lope de Vega, estaba boca abajo y tenía un fuerte golpe en la cabeza.

Además, pesquisas de la Comisaría Vecinal 10B que se acercaron al lugar, determinaron que el cadáver tenía las piernas fracturadas y las muñecas raspadas. En el caso nterviene  la Fiscalía Criminal y Correcional 55 a cargo del Dr. César Troncoso

Si bien primero se barajaron varias hipótesis, con el correr de la mañana tomó fuerza la del suicidio. Y la misma quedó confirmada con las primeras pericias realizadas por la Policía de la Ciudad y el testimonio clave de la prima de la víctima, quien reconoció el cuerpo.

(Jonatan Moreno/Crónica)

Según trascendió, por el relato de la familiar, la mujer de 76 años se encontraba atravesado un estado depresivo desde hace unos años, era viuda y no tenía hijos. La fallecida vivía en la casa lindante a donde fue hallada y se pudo constatar por cámaras de seguridad el momento en el que se arrojó al vacío.

(Jonatan Moreno/Crónica)

Otro de los puntos que destacó la prima de la mujer, fue que el esposo de la fallecida había muerto hacía poco, y que éste le había dejado una deuda importante producto de una estafa que la mujer no pudo afrontar.