El costo de las multas de tránsito, que se ajustan por el precio de los combustibles, volvió a aumentar. El valor de la Unidad Fija que se utiliza como base del cálculo de las multas por infracciones de tránsito en toda la provincia de Buenos Aires dio un nuevo salto, para ubicarse en 31,48, el valor de la nafta de mayor octanaje informado por el Automóvil Club Argentino de La Plata. Es el segundo aumento en lo que va del año y se incrementó un 60 por ciento desde enero de 2017.

Con el nuevo cálculo, las multas más graves, como las que se aplican por conducir sin habilitación, circular sin patente, cruzar un semáforo en rojo o circular en contramano, llegarán a los 31.480 pesos. Las más leves, en tanto, costarán unos 1.500 pesos. Entre ellas se incluye circular sin seguro, estacionar en lugares no permitidos, no exhibir el comprobante de la VTV o manejar hablando por teléfono celular.

Más y más ajustes

El valor había sido actualizado para el bimestre enero-febrero hasta ubicarse en 26.78 pesos. Respecto de ese valor, el incremento porcentual es de 17,5%.

Las malas noticias no terminan ahí. Porque el ajuste de valores se adelantó y se realiza cada dos meses, con lo cual a fines de agosto habrá nuevos valores. Como la nafta sigue aumentando, se estima que los incrementos volverían a ser considerables.

¿Y la Ciudad?

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en tanto, el ajuste es semestral. Por ese motivo, el último incremento se dio en el mes de marzo, y el próximo será recién en septiembre.

La diferencia marca que en el territorio porteño, por ejemplo, el mal estacionamiento se penaliza con $1.300, mientras que otras, como superar la velocidad máxima, pueden llegar a los $52.000.