Se trata de Micaela Famiglini, una joven mendocina que vive en  Guatemala y padece leucemia. Antes de empezar con los tratamientos de quimioterapia y para tener un diagnóstico, los médicos tuvieron que enviar una punción lumbar a Panamá.

En el hospital donde se encuentra internada la joven no cuentan con las herramientas necesarias para realizar el procedimiento.

Ante esta situación, la familia de la joven pide ayuda para poder trasladarla a hacia la Argentina para que pueda ser tratada de una manera más completa.

Para recaudar el dinero, la familia abrió una caja de ahorro.