Familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, perdido en el Atlántico Sur, marcharon este viernes al cumplirse un mes sin noticias del sumergible pese al operativo internacional desplegado para encontrarlo. 

La nave se comunicó por última vez el 15 de noviembre cuando reportó una avería en las baterías y luego desapareció mientras regresaba desde Ushuaia (extremo austral) a Mar del Plata (400 km al sur de Buenos Aires). 

La Armada Argentina los ha dado por muertos pero mantiene un operativo de búsqueda del submarino con ayuda internacional, principalmente de Rusia y Estados Unidos. 

Una explosión se registró poco después de la última comunicación en la ruta que seguía el submarino. Se cree que el sumergible yace en el fondo del océano. 

"Sigan la búsqueda” fue el ruego colectivo de los familiares, que envueltos en banderas argentinas marcharon en Mar del Plata. 

"Le pedimos al presidente (Mauricio) Macri que siga la búsqueda y se utilicen todos los recursos” para hallar al submarino, dijo a la prensa Marcela Moyano, esposa del suboficial Hernán Rodríguez, tripulante del “ARA San Juan”. 

Otro grupo de familiares se concentró en la capital argentina frente a la casa de Gobierno, en una tarde de calor asfixiante del verano austral. Una mujer llevaba una remera con la leyenda “hijo te sigo esperando”, junto a la fotografía de un joven marino. 

"Casi no hay partes (comunicados), ya no hay novedades”, lamentó Luis Tagliapietra, padre de Damián, otro de los tripulantes. 

Este viernes la Armada no dio el parte que viene ofreciendo diariamente desde que comenzó la búsqueda. 
"Nos están abandonando todos los días", dijo Tagliapietra. “Creo que están equivocándose, parecería que no lo quieren encontrar. Es momento de recordarles su promesa de que un marino no deja atrás a otro marino” dijo. 

Todas estas personas mantienen esperanzas de hallarlos vivos y por eso rechazan que la Armada haya abandonado el protocolo de rescate y sólo mantenga el de búsqueda. "Siguen machacándonos de que están muertos cuando no hay ninguna prueba de eso”, dijo Tagliapietra con mezcla de enojo y dolor. 

Los familiares impulsan una búsqueda paralela con navíos civiles que estén en la zona. 
En tanto la justicia sigue adelante con la investigación. Este viernes se sumó la denuncia penal de la diputada Elisa Carrió, figura de peso en la alianza oficialista. 

La legisladora pidió que se investigue a los ministros de Defensa entre 2005 y 2015 por supuestas irregularidades en los procesos de reparación del “ARA San Juan”, lo cual incluye a los ex ministros de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015) Arturo Puricelli, Nilda Garré y Agustín Rossi, actualmente diputados.