Luego de permanecer 18 horas acampando frente al Ministerio de Desarrollo Social, los cientos de militantes del Polo Obrero y de Barrios de Pie que pasaron la noche en el lugar, finalizaron la protesta tras llegar a un "principio de acuerdo" con el Gobierno.

Los manifestantes iniciaron el acampe el miércoles por la tarde, tras varias horas de tensión por un importante operativo de la Policía de la Ciudad que intentó impedir el avance de la movilización a la altura de Constitución.

Luego del fracaso de las negociaciones y algunos roces que no llegaron a mayores, las organizaciones sociales llegaron a la sede de la cartera social vía subte o por vías alternativas.

Ante el anuncio de la movilización, los uniformados primero frenaron en la intersección de la calle Lima y la avenida Juan de Garay a una de las columnas que había partido de Constitución cerca de las 14, mientras que otra que había salido desde el Obelisco sí logró su objetivo y permanecía frente a la sede oficial para reclamar mejoras en los planes de empleo y un bono de fin de año para trabajadores de cooperativas.

Luego de realizar un acto pasadas las 8 y ante un presunto acuerdo con los funcionarios en algunos de los puntos solicitados, los manifestantes comenzaron la desconcentración poco antes de las 9, liberando el paso de automóviles. La protesta estuvo rodeada por efectivos policiales durante toda la noche.

La manifestación tuvo su réplica en varias provincias y se realizó bajo el lema "Por una Navidad sin hambre, contra el ajuste y por trabajo genuino": las organizaciones reclaman "la apertura inmediata de los programas sociales y su universalización de los mismo para terminar con los punteros, un bono de fin de año de 4.000 pesos para los desocupados y el aumento de los montos".