Trabajadores del subte dejaron pasar gratis a los pasajeros en la cabecera Constitución de la línea C en reclamo de seguridad laboral, tras un incidente eléctrico ocurrido el miércoles en la estación Moreno que obligó a interrumpir el servicio cinco horas y a evacuar formaciones. Los integrantes de la agrupación disidente "100% Metrodelegados" concretaron la medida desde las 5 hasta las 10.

La empresa concesionaria Metrovías advirtió que la medida de fuerza "no guarda relación alguna con la higiene y seguridad" sino con "la disconformidad con la reubicación, dentro de la misma estación, de un empleado que se desempeña en Constitución". El comunicado agrega que "esto carece de todo fundamento, en tanto no afecta en lo más mínimo sus condiciones laborales".

En cambio, los manifestantes advirtieron que los empleados del subte y el Premetro corren "riesgo" de manera cotidiana producto de "cables expuestos, filtraciones sobre materiales eléctricos, lugares de tránsito con pisos rotos, condiciones de hacinamiento en vestuarios y cuartos de descanso".

En un comunicado de prensa, denunciaron también la existencia de "filtraciones de fluidos cloacales en lugares de trabajo y roedores", además de "falta de fumigación y mobiliarios deficientes".

"El público usuario que utiliza cotidianamente el servicio también se ve expuesto a infinidades de riesgo debido a las malas condiciones en las que se encuentran los lugares de transito público y, diariamente, son varios los usuarios accidentados que deben ser asistidos por eventos que podrían ser evitables", finalizaron.

A las 12.30 del miércoles hubo un "fogonazo" seguido de humo y un fuerte olor a quemado en una formación a la altura de la estación Moreno, producto de un desperfecto eléctrico en la línea aérea. El incidente obligó a evacuar formaciones y a suspender el servicio hasta las 17.30.

Fuente: DyN