Por Ana Breccia
@anabreccia

Avanzaba destruyendo todo en su camino. A pasos agigantados, donde pisaba verde, dejaba una huella irremediable. Era el domingo por la noche cuando el fuego comenzó a acechar al pueblito serrano de Los Cocos, en la provincia de Córdoba, y el pronóstico era el peor, teniendo en cuenta que la orden era clara: "Se salva solo vida: viviendas y personas"... pero la pregunta de todos los coquenses era lógica: "¿El monte no es acaso vida?".

Desde Córdoba Capital, por la Ruta N° 38 con rumbo hacia el norte, al llegar al cruce San Esteban hay que tomar hacia el Este, y después de recorrer algo más que unos 2 kilómetros, uno se topa con el "Balcón de Punilla"; así se la considera a esta pequeña pero pintoresca villa por ubicarse sobre el punto más alto sobre el nivel del mar en este valle.

Y es que la sierra y el valle se transforman en uno para ofrecer un paisaje de abundante fauna, donde la caza está prohibida: su riqueza en este sentido la convierte en zona de protección de la naturaleza. Si caminás al costado de la ruta puede que te cruces un zorro, o descrubras un canal que lleva hacia un salto de agua. Pero el pasado fin de semana, el paisaje cambió por completo y el humo, como un atardecer, comenzó a asomarse detrás de las sierras, y el fuego, se contrastó con el cielo oscuro. Comenzaba la pesadilla.

El antes y después de las llamas en "El Descanso".

Salir a defender lo suyo

No se trataba de la primera vez que los vecinos y bomberos de Los Cocos tenían que hacer frente a las llamas, así que rápidamente se organizaron para defender lo que era suyo: "La juventud y algunos no tan jóvenes, en su mayoría ex bomberos y personas que han estado en incendio infinidad de veces, con improvisados machetes, con motosierras, con baldes y con muchísimo amor, abrieron caminos para los bomberos, aplastaron el fuego que se acercaba a las casas y que seguían arrasando las sierras, salvaron animales de vecinos y se pusieron para lo que fuese necesario", publicaron en la red social Facebook.

Clara, una vecina, relató que nunca imaginó que las llamas iban a llegar tan cerca de su hogar: "Pensaba que iban a frenar" y es que en realidad todo "empezó en Capilla del Monte y de repente nos encontramos con el fuego en nuestras sierras, de un día para el otro, lo teníamos encima", en cuestión de horas "estaba a trescientos metros de casa. El clima no ayudaba y la última lluvia fuerte fue en febrero", recordó.

Lo "peor de todo esto" es que, lo que vivió el pueblo, "fue desolación de ver el fuego avanzar, sentir que no hay nada para hacer y al mismo tiempo que se puede hacer algo y no se hace y nos preguntamos, ¿Por qué?, ¿Por qué no permitirnos defender nuestras casas, pueblos, caminos? Nosotros somos el pueblo, nos levantamos, adoramos nuestras sierras, que nos da el oxígeno, nos da de comer y la atracción para el turismo. Sin esas sierras no tenemos atracción".

Uno de los civiles que salió a apagar las llamas junto a los vecinos autoconvocado, contó que se prepararon para ayudar a los bomberos, pero que al llegar al foco "había un puesto policial diciendo que no podíamos pasar, mientras tanto veía matorrales de un metro de alto en llamas y los efectivos miraban sin hacer nada, dejaron que el fuego avanzara", denunció. Por esta razón, se agruparon en otro lugar donde hicieron base para decidir hacia donde partirían: "Sentíamos adrenalina porque nadie hacía nada", recordó.

Sole, es otra vecina y también lo vivió en primera persona: "Se escuchaban crujir los árboles, gritar los animales de manera desesperada. Es un momento muy feo porque realmente se siente que el monte grita, llora, y no se puede hacer nada. La desesperación y dolor que eso genera es terrible". 

Hoy, ella decide quedarse con lo que vivió junto a los vecinos: "Si estamos juntos entre todos se puede lograr algo. Me quedo con eso".

Los bomberos voluntarios que la lucharon hasta el fin

Alrededor de 270 efectivos de distintos cuerpos lucharon esa tarde contra las llamas en diferentes puntos de la provincia de Córdoba. Pero el principal trabajo estuvo en el complejo turístico Aerosillas de Los Cocos.

Los bomberos voluntarios se destacaron en su labor durante todos estos meses y "aguantaron" hasta el último minuto, antes que llegara el respiro de la lluvia y terminara de apagar los distintos focos.

El intendente que se arremangó y salió a combatir junto a los bomberos y civiles

Las redes sociales no tardaron en hacerse eco del destacable accionar del intendente de Los Cocos, Gustavo Ceballos, que acompañó tanto a los bomberos volutarios como a los civiles que estaban dispuestos a colaborar en apagar las llamas. En las imágenes se lo ve combatiendo el fuego del monte. 

"Yo ayer, vi a este tipo luchar, sufrir y ser maltratado, a él y a todos los municipales que lo acompañaron en esta lucha. Este tipo es nuestro intendente y esto no es una sobada en el lomo, esto no es ni más ni menos que la realidad", publicó una vecina en Facebook.

El intendente caminó por el monte para apagar el fuego.

La lluvia trajo alivio y los vecinos se unieron aún más

La lluvia que llegó después de una jornada de dura lucha contra los incendios en la provincia, trajo alivio y lo que el fuego dejó, fue la unión de los vecinos, civiles y bomberos voluntarios que se enlazaron para defender las sierras. Pobladores que coinciden y entienden que el pueblo de Los Cocos son las sierras, el monte y los animales.

"Después de un día de mucha tristeza por los incendios, puedo decir que Los Cocos nos sigue dando cosas maravillosas, no solamente por la calidad de gente que es solidaria y empática, sino que se manifestó en su forma natural regalandonos un arco iris de ESPERANZA, dicen que después de la tormenta sale el sol, ayer la tormenta fue nuestro sol, nuestra bendición. Los cocos, el pueblo más lindo de la provincia de Córdoba", postearon en Facebook junto a una maravillosa imagen. 

La postal que dejó la lluvia luego de intensos días de lucha. (Facebook: Hostería La Esperanza)

Ver más productos

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

¡Actualizate con estas tendencias!

¡Actualizate con estas tendencias!

Ver más productos