bcorvalan@cronica.com.ar

Mateo desparrama prolijamente la muzzarella rayada por encima de la masa con forma de circunferencia, mientras tanto, Leandro, lo observa detenidamente y le pregunta si necesita ayuda. Del otro lado de la mesada, Mauricio corta el jamón detalladamente, y Franco ofrece una de las pizzas recién salida del horno. El compañerismo y la complicidad que mantienen los cuatro cuando están juntos, es una postal típica de Los Perejiles, el emprendimiento de pizzas del que son socios fundadores y que desde hace tres años llevan adelante exitosamente.

Leandro López Padros, de 27 años, Mauricio Roldán de 21, Mateo Kawaguchi de 25  y Franco Noseda de 20, tienen síndrome de down, y frente a las dificultades de insertarse en el mercado laboral, e impulsados por su profesor, Leandro López, decidieron darle vida a su propio proyecto gastronómico. 

Mateo Kawaguchi, Mauricio Roldán, Leandro López Padros, y Franco Noseda, junto al profesor, Leandro López, durante la entrevista con Crónica. (Nahuel Ventura/Crónica)

En diálogo con Crónica, Leandro, asegura: “Desgraciadamente, hay una realidad que hoy en día los jóvenes viven de pasantías, y a veces es muy complejo que estén inmersos en un mercado laboral, por eso decidimos que se independicen y armamos este emprendimiento de manera que ellos puedan ganar su propia plata para poder dignificarse como personas”.

Tal es así que acompañados por Leandro, en una de las tantas idas y venidas a Infancia, la escuela en donde se conocieron, se gestó la iniciativa de planear un emprendimiento laboral “para que ellos tengan su trabajo real”, dice,  y cómo los chicos ya asistían al taller de cocina de la escuela, surgió entre todos la idea de hacer un catering de pizza. Es decir, que el servicio que brindan no solo incluye la preparación sino también el servir la comida. 

Sin dudarlo, Leandro responde que la respuesta de parte de las empresas que contratan a Los Perejiles “es excelente”. En los primeros seis meses de haber lanzado el proyecto hicieron alrededor de 200 eventos, que los llevó de viaje por Salta, Bariloche y Pinamar. “Más allá de lo rico de las pizzas, es la calidad con la que ellos la hacen y la sirven. Están todo el tiempo atentos a las personas que están atendiendo, que no les falte nada, que el lugar esté limpio. Además de que reparten la pizza con una sonrisa, y eso es muy valioso”, agrega.

Tres de los cuatro socios fundadores de Los Perejiles, en acción. (Nahuel Ventura/Crónica)

Cada uno le aporta al equipo un componente fundamental. Leandro es el más racional de los cuatro, mientras que Mateo el más creativo y extrovertido. En tanto, Franco es más metódico a la hora de poner manos a la obra, y Mauricio, es más callado, pero muy trabajador, los describe su profesor. 

Al principio, la producción de las pizzas la realizaban en la casa de Leandro, donde todos recuerdan la infinidad de anécdotas que comparten, sin embargo, ante la amplia demanda que recibieron, el proyecto creció y actualmente está compuesto por un total de 25 integrantes. “A medida que nosotros íbamos creciendo, fuimos teniendo necesidades de otras cosas”, relata. Es así que se incorporó la producción de cerveza artesanal, y de pastelería.

Amasando Prejuicios

La repercusión que obtuvieron fue inmediata y positiva, y eso dio lugar a que se abrieran nuevas puertas. Tal es así que, Mateo comenzó su proyecto personal “Amasando Prejuicios”, en el que acompañado por Javier Labaké, director de la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (Appyce), visita distintos instituciones y da charlas gratuitas en las que cuenta su experiencia, mientras amasa una pizza.

Mateo cuenta, y se le nota, que disfruta mucho de la cocina. Fue así, que desde la institución, en el 2017  le propusieron que participe del Mundial de la Pizza en Italia, en el que Mateo ganó el cuarto lugar en la categoría de pizza al molde. Fue la primera vez en 28 años que una persona con discapacidad participaba de esta competencia.

Mateo Kawaguchi, también realiza su proyecto personal "Amasando Prejuicios" (Nahuel Ventura/Crónica)

A su vez, desde los Perejiles también visitan distintos establecimientos educativos, en donde enseñan la preparación de esta comida, con el objetivo de “difundir lo que hacen hoy por hoy y mostrar sus capacidades”.

Asimismo, realizaron eventos solidarios, porque “hay gente que no come”, cuenta Leandro, integrante de Los Perejiles.

Desde el grupo de familiares de los socios fundadores, que son una pieza clave para que el proyecto se desarrolle, sostienen: “La discapacidad es una condición que hace que la gente se acerque mucho para ayudar, y los chicos quedan posicionados, en el lugar del receptor, y ellos también están habilitados para dar, además de recibir”.

Además, agregan: “son como puntas de lanza porque van demostrando las cosas que se pueden hacer, gracias a la estimulación constante que recibieron”.

En esa línea, Leandro dice que aunque “falta” en materia de inclusión social, destaca que se avanzó mucho en comparación a años anteriores. “La sociedad está bastante permisiva y con la cabeza abierta”, remarca. “Las familias se están animando a que los jóvenes estén inmersos en una sociedad, y ellos a defender sus derechos. Hoy sus expectativas son irse a vivir con su novia, o con amigos. Y ese es el cambio que tratamos de ir generando”, añade.

Franco Noseda, Leandro López Padros y Mateo Kawaguchi, con la pizza recién salida del horno. (Nahuel Ventura/Crónica)

A simple vista, se nota el vínculo de amistad que mantienen entre los cuatro. Es que además de compartir el sentimiento de pertenencia que tienen hacia Los Perejiles, también los unen los mismos deseos: todos sueñan con poder independizarse el día de mañana. Al ser consultados sobre el destino que le dan al dinero que ganan, Leandro responde con seguridad que ahorra para poder irse a convivir con su novia, y bromea que otro de sus sueños es “ser famoso”. Por su parte, Mauri, dice que también le gustaría irse a vivir con sus amigos. Y aunque parezca un sueño inalcanzable, estos Perejiles han demostrado que para ellos nada es imposible. 

Los Perejiles, antes de iniciar la preparación de su deliciosa especialidad: las pizzas. (Nahuel Ventura/Crónica)

Las vías de contacto, en Instagram y Facebook: Los Perejiles Eventos, y su correo electrónico: losperejileseventos@gmail.com

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos