La sucesión de tomas de terrenos de los últimos días puso nuevamente sobre la mesa el debate respecto de sus causas, si son desencadenadas por un trasfondo político o realmente por una necesidad.

Por eso, cronica.com.ar recorrió diferentes barrios populares que lograron convertirse en tales gracias al propio esfuerzo de sus vecinos, quienes en su mayoría acudieron al terreno en el marco de una toma, al no tener un lugar donde vivir. Una de las urbanizaciones más emblemáticas de nuestro país tras una ocupación de terrenos es, sin lugar a dudas, lo que conocemos como la Villa 31.

Una “pequeña ciudad” dentro de la ciudad de Buenos Aires, valga la redundancia, que comenzó a gestarse en los primeros años de la década del 1990. En este sentido, Silvana, integrante de la Coordinadora de Villas por una Urbanización Real, y que reside en el asentamiento, relató a “Crónica”: “Comenzamos a tomar los terrenos del sector de lo que hoy es el barrio Güemes, y de YPF. Luego se tomó la zona del bajo autopista y, posteriormente, el terreno lindero a las vías del Ferrocarril San Martin”.

Fue así que “empezamos a urbanizarlo con la instalación de cloacas, comprando los cables y con la instalación de postes de luz. Todo con el aporte de los vecinos con dinero de su propio bolsillo”, detalló la mujer, quien es referente del mencionado complejo de inmuebles.

Los cuales todavía no cuentan con un dominio regularizado e incluso han sido hipotecados como garantía de pago por la construcción del Paseo del Bajo. Sin embargo, la mencionada vecina remarcó que “el presidente de la Nación, Alberto Fernández, decretó la ley 6131, que pone en revisión esa operación, lo cual no pone en riesgo nuestras tierras, que las sentimos así porque creemos que dejamos de ser ocupas y potenciamos a que las autoridades urbanicen otras zonas cercanas”.

Por su parte, en la localidad bonaerense de González Catán, cuarenta y cuatro familias accedieron, en 2015, a un lote a través de una cesión provisoria de un territorio deshabitado, que era la nada misma. Allí hoy se asienta el barrio Salamanca, que cuenta con cien manzanas, servicio de agua, luz, veredas e incluso un polideportivo, una plaza y una sala de primeros auxilios.

No obstante, el camino fue muy sinuoso en principio, puesto que, como reflejó uno de sus fundadores, Lalo Creus, “en nuestro caso fue una cesión de terrenos de un cura, teníamos un año para regularizar la escritura. Pero en ese lapso murió en un accidente y no pudimos escriturar. Ahora tenemos que comenzar un proceso de regularización dentro de la ley de hábitat y las autoridades de turno no están tomando cartas en el asunto”.

Por lo tanto, ante la carencia de una documentación que acredite que la propiedad les pertenece, Creus reconoció que “seguimos con esta situación y lamentablemente lo naturalizás. Ya perdimos esa preocupación, no tenemos esa sensación de inseguridad de perder la vivienda”.

Mientras se llevaban a cabo las tomas de terrenos en diferentes puntos del conurbano bonaerense, el diputado nacional por el Frente de Todos Federico Fagioli confesó que también participó de una en 2014, en la localidad bonaerense de Glew, en la cual se gestó el barrio Almafuerte, que todavía no está urbanizado puesto que no dispone de cloacas ni agua corriente y tiene una regular conexión eléctrica. Al respecto, Fagioli dejó en claro que “había un terreno que era un problema para los vecinos, porque no sólo que nadie lo empleaba, sino que era escenario de robos, abusos y ataques a chicas, principalmente. Muchos de los que fuimos a ocuparlo vivían hacinados con sus familias, y en mi caso personal yo no podía seguir pagando el alquiler. Por eso nos metimos, y de esa manera también terminamos con el delito”.

Con base en sus diferentes experiencias y en referencia a los sucesos de las últimas horas en materia de hábitat y vivienda, Fagioli consideró: “La toma es producto de una necesidad, y lo digo por experiencia propia. En nuestro barrio nadie acudió a ella con otro interés que el de tener su casa propia. Les puedo asegurar a quienes critican este tipo de acciones que no hay un solo vecino que no quiera pagar su lote y que le regularicen los servicios. La culpa no es de la gente, sino de las autoridades de turno”.

Por su parte, Craus manifestó que “hay una necesidad manifiesta en la cual lamentablemente se entromete el clientelismo político; hay una doble injusticia, porque la gente no tiene oferta y es usada, y también del lado de aquel que tenía un campito y se lo usurpan sin obtener un rédito económico”.

En tanto, Silvana remarcó: “A veces es muy fácil hablar sin saber los contextos de muchas familias. A mí me gustaría que mis hijos puedan salir de acá, donde nosotros caímos porque no teníamos una vivienda, y transformamos un terreno deshabitado en un barrio urbanizado”.

Sigue la polémica: la justicia ya puso fecha al desalojo en el predio de Guernica

Esta semana la Sala I de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de La Plata ordenó el desalojo colectivo en la toma de terrenos que se lleva a cabo desde julio en la localidad de Guernica.

El voto unánime de los tres jueces fi rmantes ratificó “el allanamiento para efectivizar el lanzamiento peticionado por el Ministerio Público Fiscal a los fines de hacer cesar los efectos del presunto delito que se estaría cometiendo”.

En consecuencia, en las últimas horas el juez de Garantías Nº 8 de Cañuelas, Martín Rizzo, definió la fecha en la que se llevará a cabo el allanamiento. El magistrado estableció que el procedimiento se realizará el 23, el 24 y el 25 de septiembre próximos.

El desalojo “se efectuará en horario diurno, desde que salga hasta que se ponga el sol y no pudiendo instrumentarse en condiciones climáticas adversas”. En el predio, más de mil personas se instalaron con carpas y chozas en cerca de 100 hectáreas, dividas en dos terrenos. La gente comenzó a instalarse a partir del 20 de julio y poco a poco la zona se pobló con estructuras muy precarias. En total, viven cerca de 2.500 familias.

Actualmente en los terrenos hay casillas construidas con chapas, piedras, bolsas, maderas, ladrillos y palos. Algunos vecinos intentan hacer llegar la luz y ayudan a otros a que esos pequeños refugios se mantengan en pie.

En la resolución firmada ayer por el titular del Juzgado de Garantías Nº 8 de Cañuelas, el magistrado facultó al fi scal de la causa, Juan Cruz Condomí Alcorta, de la UFI Nº 16 de La Plata, para “recurrir al auxilio de la fuerza pública -de ser necesario-, la cual deberá ejecutar el presente con el mayor cuidado de la integridad física de las personas que ocupen el predio y de los bienes que allí se hallaren, debiendo acudir al uso de la fuerza en caso en que resulte indispensable y en la menor medida posible”.

Según trascendió, el fi scal va a pedirle a la policía bonaerense que haga el desalojo. En el procedimiento deberá haber “presencia del servicio de asistencia médica, ambulancia, internación y/o traslado de las personas y otros que se requieran, en particular los encargados de activar protocolos referidos a la pandemia de coronavirus”, remarcó el juez Rizzo.

Una de las familias en el predio. (Rubén Paredes)

Marcha atrás: en El Bolsón reubicación para 160 familas

El juez federal subrogante de Bariloche, Gustavo Zapata, negó un pedido de la Fiscalía para desalojar una toma en El Bolsón y solicitó que el municipio les brinde alojamiento a los ocupantes. Se trata de un predio perteneciente al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), que se encuentra ocupado desde fi nes de agosto por unas 160 familias.

En su decisión, el magistrado rechazó al INTA como querellante y solicitó al gobierno municipal de El Bolsón que les otorgue alojamiento dentro de los próximos 15 días, tras realizar un relevamiento en la toma.

En los fundamentos del fallo, Zapata menciona como antecedente inmediato la presentación de una medida cautelar por parte del INTA ante la Secretaría Civil del Juzgado Federal que fue rechazada.

La nueva presentación, para el magistrado, es “una mera reiteración, ahora en sede penal, de lo rechazado” por disentir de lo resuelto.

Los terrenos pertenecen al INTA.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos