La propuesta del gobierno de la ciudad de Buenos Aires presentada en la Audiencia Pública que tuvo lugar este martes sugiere un aumento del 13,4% para las autopistas urbanas 25 de Mayo, Illia y Perito Moreno, que regiría desde abril. La decisión se aplicaría en un contexto de alza acumulada de hasta 155% en los últimos tres años. 

Para los usuarios del sistema manual, el ajuste será del 12,8% mientras que la suba promedio para el Telepase se ubicará en torno al 17,6%, según lo planteado en la Audiencia realizada en el Teatro de la Ribera, del barrio La Boca. Aquellos que se pasen del sistema manual a Telepase "no sufrirán aumento" y continúa la adhesión gratuita al Telepase.

Además, se mantendrá la tarifa doble por uso prohibido de cabinas exclusivas de Telepase y continuarán las tarifas diferenciales por horario pico, que se extenderá a los sábados, domingos y feriados. Se considerará hora pico de lunes a viernes de 7 a 11 y de 16 a 20 en ambos sentidos, en tanto que se cobrará también una tarifa diferencial sábados, domingos y feriados de 11 a 15 en sentido provincia y de 17 a 21 en sentido centro.

Los motivos esgrimidos para la modificación del horario pico fueron la convergencia de bandas horarias con el resto de los accesos, el crecimiento del 46% del tránsito en banda propuesta y el alto impacto en reducción de tránsito que tuvo la ampliación de hora pico impulsada el año pasado.

En tanto, funcionarios porteños y representantes de la Autopistas Urbanas S.A. (AUSA) coincidieron en la necesidad de instrumentar esta medida en virtud del aumento de costos y, además, continuar con el fondeo para avanzar con el plan de obras públicas. Por su parte, un informe de Defensa de Usuarios y Consumidores (Deuco) asegura que en los últimos tres años se pasó de pagar $25 a abonar $63, si se incluye el aumento del 13% propuesto este martes.

Sostienen que AUSA busca "mayor rentabilidad" y  los consumidores denunciaron que "se eliminan los escasos derechos de los usuarios".