La segunda quincena de enero brindó cierto alivio en cuanto a las temperaturas en relación a lo que habían sido los primeros días del año, caracterizados por el calor y los numerosos cortes de luz, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en provincia.

Pero el recreo parece haber terminado, pues febrero comenzó con el termómetro por arriba de los 30 grados y las noticias que llegan desde el Servicio Meteorológico Nacional no son los mejores, al menos para los que están trabajando y aún no tuvieron vacaciones. Sí son buenas para aquellos que pueden disfrutar el verano y refrescarse en una pileta o en el mar.

Lo cierto es que este jueves el calor dio un indicio de lo que serán los próximos días. Mientras que en Capital Federal se registró una máxima de 32,3 grados a las tres de la tarde y 33,9 de sensación térmica, en Santa Fe y La Pampa fue aún peor, donde la temperatura alcanzó los 36,8 grados en Ceres y 36,4 en Santa Rosa. En tanto, en la Provincia de Buenos Aires, el termómetro no bajó de los 30 grados y Tres Arroyos tuvo su pico más alto, con 34,5.

Sin alivio

De acuerdo al pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional, los próximos días serán igual o más calurosos que ayer, noticia que puede ser alentadora o no, dependiendo de la actividad de cada persona.

Desde este viernes y hasta comienzos de la semana que viene, la máxima no bajará de los 30 grados e incluso el domingo alcanzará los 33 y el lunes aumentará a 35. El día más "fresco" será este viernes, con una mínima de 20 grados. Los vientos del sector sur aún tendrán que esperar, al igual que las precipitaciones, pues hasta el momento no figuran en el pronóstico extendido para este sector.

En tanto, el organismo anunció alerta para la zona de Chaco, Formosa, Jujuy y Salta, donde se registrarán "lluvias y tormentas, algunas localmente fuertes con mejoramientos temporarios".