Durante la conferencia de prensa que brindó este lunes el capitán Enrique Balbi, detalló cuáles son los dispositivos en los que están depositadas las expectativas de hallar al submarino. En ese sentido, el vocero de la Armada habló de los sumergibles remotos rusos, uno de los cuales, el más pequeño, opera a una profundidad de 300 metros y tiene capacidad de inspección ocular y para tomar fotografías "de alta calidad".

Además, precisó que ayer zarpó desde Ushuaia el aviso " Islas Malvinas", que mañana llegaría hasta la zona de operaciones y lleva "otro vehículo sumergible", el Panther Plus, que sumó a la búsqueda el gobierno de Moscú y que, según describió el uniformado, puede operar "hasta los 1.000 metros".

Al continuar con el desglose de los minisubmarinos, Balbi anunció también que el 5 de diciembre va a llegar un tercer sumergible perteneciente a Rusia, con capacidad de descender "hasta los 6.000 metros", es decir, superando ampliamente el abismo del talud continental.

Por otra parte, también se refirió a las unidades aportadas por Estados Unidos y manifestó que el "vehículo sumergible remoto" que transportó el buque noruego Skandi Patagonia llega "hasta los 900 metros". Además, este lunes por la tarde se sumó otro minisubmarino de rescate yanqui, capaz de operar hasta los 600 metros de profundidad.

En estos dispositivos descansan las grandes esperanzas de hallar, de una vez por todas, el ARA San Juan.