Convertir la angustia y el sufrimiento propio en una causa de todos, de eso se trata la jornada de concientización que llevará a cabo Ana Clara Peralta, en la ciudad de Rosario. Ella es la mamá de una niña que padeció hostigamiento y acoso escolar. En los primeros días de septiembre, su hija Kiara, de 5 años, comenzó a experimentar un comportamiento no habitual en ella.

Fue el 19 del mismo mes, cuando la pequeña le confirmó a su mamá lo que realmente le pasaba. En este sentido, la mujer remarcó ante Crónica que "valoro lo que hizo porque su herramienta fue su voz". La menor confesó que sus compañeros de la Escuela N° 1.226 "Gesta de Mayo" la acosaban y hostigaban, a través de diferentes manifestaciones agresivas.

Por lo tanto, acudió a las autoridades del centro educativo y provinciales con el afán de resolver semejante situación. Sin embargo, no encontró las respuestas que ella necesitaba, su hija no quería regresar a la entidad escolar por miedo y en consecuencia, debió recurrir a otra institución educativa para que la pequeña continúe su ciclo lectivo.

Este viernes a las 9 Ana Clara encabezará una marcha desde la puerta de su vivienda, en Salvat 3164, Rosario, repartiendo material informativo sobre el acoso, hostigamiento y maltrato escolar. "La idea es concientizar, hacer visible y recalcar que cuando hay alguien que está sufriendo se termina el chiste. Pero para que el chico entienda eso, debe haber alguien que intervenga. Esto no es cosa de chicos, sino también de grandes y podemoshacer algo".

Ver comentarios