En las puertas del Congreso Nacional se concentraron decenas de manifestantes para rechazar el proyecto de despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo. Allí advirtieron que dicha iniciativa equivale a “firmar el decreto de muerte de millones de niños”.

Los manifestantes cortaron Rivadavia para alzar su voz con distintas canciones contra los “abortistas” . carteles alusivos al “derecho a la vida”.

“Estamos acá para defender la vida y para decirles a todos los que tienen que firmar mañana que están a tiempo de pensar y de tomar conciencia para no pasar a la historia de la República Argentina como aquellos que van a firmar el decreto de muerte de millones de niños”, sostuvo el coordinador nacional de la “March. por la Vida”, Alejandro Geyer.

El representante del colectivo antiabortista convocó a lo. presentes a participar de la “Marcha por la Vida” prevista par. el domingo 25 de marzo, que partirá de Plaza Italia en Palermo y concluirá en la Facultad de Derecho.

En la manifestación se mostraron recursos visuales y sonoros con banderas argentinas, afiches con la imagen de un embrión de 8 semanas reclamando su “derecho a vivir”.

“Legal o ilegal, el aborto mata igual”, fue una de las frases expresadas y más repetidas, en un clima d. euforia que no cesó hasta la finalización del acto.

El martes pasado se presentó en la Cámara de Diputados una iniciativa con 15 firmas de distintas bancadas de “Protección Integral de los Derechos Humanos de la Mujer Embarazada y de las Niñas y Niños por Nacer”.

La contraofensiva “pro vida” llegó a escasas horas de la presentación a sala colmada del proyecto de la  “Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito”, que concitó una enorme expectativa y generó gran repercusión y tratamiento en los medios y la opinión pública.

El “contraproyecto” es encabezado por el democristiano del interbloque Argentina Federal, Juan Brügge y apunta a resguardar el “derecho a la vida” del “niño por nacer”.