La tijera llegó más que afilada al Hospital Posadas. En los últimos días, se contabilizaron más de 40 despidos, algo que llevó al cierre cirugía cardiovascular infantil, entre otros sectores. Se esperan más telegramas para la semana próxima. La Dirección Nacional Ejecutiva del centro de salud, por su parte, justificó la "desvinculación de personal" con el "incumplimiento severo de la carga horaria".

Mirta Arceri era enfermera de terapia intensiva pediátrica. Hoy forma parte de los 1.300 despidos que se vivieron en el Hospital Posadas desde diciembre de 2015.

"Te echan sin telegrama y, encima, buscan impedir que hablemos con los medios", relató. Para la mujer, "la situación está cada vez peor". Y eso se justifica con el rumor -por el momento- de nuevos despidos para la semana próxima. Los médicos están atravesando por un alto grado de confusión, ya que "de parte de las autoridades no nos dan información por lo que los confirmados los vamos relevando nosotros mismos", apuntó Luis Lichtenstein, presidente de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) del Posadas.

Es por eso que la cifra no se sabe con exactitud. Desde el gremio contabilizar unos 300 despidos en lo que va del año, más las jubilaciones de oficio que alcanzaron a 70 trabajadores más. Jorge Yabkowski, médico presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina, indicó que "hasta el momento son 30 los despidos confirmados, pero el problema es que llegan nuevos todo el tiempo, por lo que se calcula serían al momento alrededor de 80".

Las suspensiones llevó a que Christian Kreutzer, jefe del Equipo de Cirugía Cardiovascular Infantil del Hospital Posadas, presente su renuncia al igual que su equipo. Esto derivó en el cierre de cirugía cardiovascular infantil. Lo mismo sucedió con neumonología infantil, imágenes y hemodinámica.

De todas maneras, Carlos Varsky (gastroenterólogo) confirmó que "el Hospital sigue abierto". El médico, además, apuntó contra recursos humanos, quienes "responden a Modernización. Los despidos se hacen sin, al menos, cuestionar. Su argumento es de análisis de dotación óptima".

En esa línea, el Posadas emitió este miércoles un comunicado -el cual no precisa cifra- mediante el cual fundamentó con "el incumplimiento severo de la carga horaria, cuya situación implica un perjuicio no sólo para la administración, sino que se traduce en una menora capacidad de atención a los pacientes". El escrito también señala "malas prácticas en el ámbito de la salud pública".