Un hombre asesinó a machetazos al perro pitbull de su vecino porque mató a su caniche toy y luego quiso atacar a su hijo, en un barrio de la zona norte de la ciudad santafesina de Rosario.

El hecho ocurrió el sábado a la tarde en la calle Medrano al 1100 del barrio La Cerámica, cuando al abrir el portón de su casa para entrar el auto el hombre encontró al pitbull del vecino, que tenía en la boca su mascota.

Según relató a la policía, después de matar al caniche toy el perro intentó atacar a su pequeño hijo, por lo que se defendió con un machete que usa para podar los árboles y le dio varios golpes en la cabeza, hasta que cayó muerto en la vereda.

La policía secuestró el machete y no hubo detenidos por ambos hechos.