El vendedor al que le decomisaron la mercadería en la zona de Once el miércoles y cuya foto se hizo viral en redes sociales aseguró que le gustaría tener otro trabajo porque "la calle es muy dura" y pidió que la Policía le devuelva la canasta que utiliza para vender.

Maximiliano Gómez (26) aprovechó el acto en Plaza de Mayo por el 24 de marzo y junto a la familia de su novia colocaron un gazebo y pudieron vender gran cantidad de sandwiches de salame cordobés y queso en enormes flautas.