Por Matías Resano 
mresano@cronica.com.ar 

Hace cuatro meses que Julieta no tiene comunicación alguna con su hijo, de tan sólo 2 años. Un impedimento de contacto impulsado por su ex pareja, que la denunció ante las autoridades pertinentes de sufrir trastornos psicológicos, sin certificación médica. Una maniobra que la mujer la vincula con una obsesión del hombre con ella "Me sacó a mi hijo con una mentira", afirma desconsolada.

El calvario de Julieta Soutus comenzó a fines del mes de julio, cuando le arrebataron a su pequeño, de entonces un año de vida, a quien amamantaba, luego que el Juzgado de Familia N° 1, de la localidad bonaerense de Campana, diera curso a una acusación del papá del niño.

Al respecto, Soutus señaló a Crónica que el progenitor "se dirigió ante el juez diciendo que yo tengo problemas mentales, sin ningún tipo de comprobante médico. Sin embargo, aquel aceptó el pedido y me impuso una restricción perimetral". A su vez, la desconsolada joven remarcó que "no me hicieron pericias de nada, ni tampoco consta ningún hecho de violencia, o que indique que corre riesgo la vida de mi bebé estando conmigo".

El 13 de noviembre pasado, el menor cumplió 2 años, pero sin la presencia de su mamá, que tampoco disfrutar con su hijo del Día de la Madre. Al parecer, por una determinación injustificada y que vincula con una venganza de su ex pareja, por haber decidido ella culminar con la relación, hace cinco meses.

En referencia a ello, Julieta consideró que "es un método más del abuso que él me hacía, porque estuvimos en pareja tres años. En ese tiempo comenzó a golpearme, incluso estando embarazada me corrió con una cuchilla a seís días del nacimiento del nene. Un día me abrió la cabeza con un aerosol cuando tenía a mi hijo en brazos".

El 13 de noviembre pasado, el menor cumplió 2 años, pero sin la presencia de su mamá, que tampoco disfrutar con su hijo del Día de la Madre

En este sentido, la joven reconoció que "era una relación enferma, cuando quería denunciarlo, él me venía a buscar y me convencía que no lo denunciara".

A cuatro meses que vio por última vez a su bebé, Soutus aseguró que "sólo sé que el nene está en un jardín maternal con jornada completa, cuando él está jubilado. Me dicen sus hijas más grandes que no lo soporta". Por lo tanto, enfatizó que "esto demuestra que el tiene al bebé no porque lo quiera, sino porque está obsesionado conmigo y cómo me separé, me ataca por donde más me duele".

En consecuencia, la madre dejó en claro, con marcado dolor, que a su niño selo sacaron "con mentiras, nunca vinieron a mi casa a ver cómo vivía, y eso me genera mucho dolor. Mi hijo mayor, de 4 años, me pregunta todos los días por su hermano, que quiere jugar con él, y le tengo que decir que ya va a venir, que él está paseando".

Por esta razón, la desesperada madre implora que las autoridades judiciales intervinientes en la disputa por la tenencia del menor revean la decisión de mantenerla lejos de él. 

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos