Un médico, aparentemente en estado de ebriedad, fue denunciado luego de agredir a un nene de ocho años en la guardia del Hospital Joaquín Corbalán, de la localidad salteña de Rosario de Lerma.

Según los padres del menor, el profesional de la salud tenía un comportamiento “extraño” al momento de revisar al pequeño, que había arribado a la guardia del nosocomio producto de un intenso malestar. Allí, en un posible estado de ebriedad, el médico le propinó una cachetada al niño para “intentar calmarlo”. El hecho fue denunciado en la comisaría 14.