Tomás Lacase, el joven cordobés de 20 años que fue brutalmente golpeado el pasado 21 de enero a la salida de un boliche en Punta del Este, "respira por sus medios y está consciente", aseguró la familia, que adelantó que será trasladado a Córdoba en forma inminente.

"Tomás tuvo una mejoría, lograron sacarle el respirador, está consciente, lúcido y nos reconoció", dijo su papá, Bernardo Lacase, y adelantó que "si los médicos autorizan el vuelo sanitario, próximamente lo trasladarían a Córdoba para comenzar con tratamientos de recuperación, que incluyen varias cirugías".

El hombre contó además que el vuelo sanitario que trasladaría a Tomás se había autorizado este lunes, pero que "a último momento" uno de los neurocirujanos que lo atiende dijo que había que realizar una nueva tomografía. Asimismo, aseguró que si bien reconoció a su familia y amigos, "no recuerda lo que pasó".

"Mi hijo tiene 23 quebraduras en la cara y los dos oídos fracturados. Es un espanto lo que estamos viviendo", aseguró Lacase, quien precisó que una vez en Argentina lo internarán en Hospital Allende. En cuanto a la investigación del caso, que está a cargo de la justicia uruguaya, el hombre destacó que "el trabajo de la Fiscalía fue impecable" y que las pruebas testimoniales "coinciden en que Tomás recibió un ataque por la espalda y luego fue agredido con patadas cuando estaba en el piso".

El hecho ocurrió en un local bailable de la zona portuaria de Punta del Este, cuando Tomás fue brutalmente golpeado por una persona que, según la investigación preliminar, sería un abogado mendocino y ex rugbier que quedó en libertad tras pagar una fianza de 10.000 dólares.