Las últimas cinco familias que resistían ser desalojados del edificio Marconetti, sobre la avenida Paseo Colón en el barrio porteño de San Telmo, comenzaron a dejar sus viviendas luego de un acuerdo con el Gobierno porteño, que demolerá esa construcción para ampliar el trayecto del Metrobus. Las familias aceptaron el desalojo a cambio de créditos para poder comprar una nueva vivienda.

"Según lo acordado, dos familias se tenían que ir el martes, y tres el lunes. El problema es que hay una señora con discapacidad, otra que está enferma y hay un menor de 5 años”, informó el abogado Luis Bofi Carri Perez, representante de algunos inquilinos. 

Sebastián Alanis, otro de los abogados que representa a los vecinos que todavía quedaban en el edificio, aseguró que “cerca de veinticinco familias vivían allí hace más de 25 años y veinte acordaron irse el año pasado a cambio de un crédito y un incentivo económico pero las cinco restantes, entre las que hay un menor y tres personas con discapacidad, reclamaban su lugar”. Alanis agregó que “el interés público, que representa la obra del Metrobus, se impone judicialmente a un interés individual”, razón por la que accedieron a negociar con las autoridades porteñas. 

El inmueble, ubicado en la avenida Paseo Colón 1534, fue construido en 1929 por la familia Marconetti. En 1946, cuando por primera vez se pensó en ensanchar la avenida, la Municipalidad intentó expropiar el edificio, pero la familia inició un proceso de “expropiación inversa” que terminó ganando. Fue recién en 1986, cuando el edificio, con 22 departamentos, fue adquirido por el municipio de Buenos Aires.

Cuando en 2014 el gobierno porteño anunció su plan de construir el Metrobus del Bajo, las familias que todavía habitaban el edificio -y que habían alquilado sus casas a los Marconetti- se resistieron al desalojo y el conflicto derivó en una causa por usurpación. Sin embargo, la semana pasada se abrió una mesa de negociación entre el abogado defensor de las once personas aún vivían en el edificio, la jefatura de gabinete de la Ciudad, la Dirección General de Administración de Bienes de la Ciudad y el Instituto de la Vivienda.

Fuente: Télam