Un capítulo favorable se escribió entre los metrodelegados y la concesionaria Metrovías: habemus paritaria.

El acuerdo contempla un aumento salarial del 25,5%, a lo que se sumará una recomposición del 3,6%, una suma fija de $4.000 y una cláusula de revisión para septiembre (luego de que se conozca la inflación de ese mes).

Además se detalló que no se descontará más la cuota sindical compulsiva del 1% que iba a las arcas de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), ya que el acuerdo además reconoce al gremio de los metrodelegados como “interlocutor válido ante cada situación de conflicto”, destacó la AGTSyP en un comunicado.