Una de las tres provincias que hasta este sábado a la mañana no registraban casos de coronavirus es Catamarca, junto con Chubut y Formosa. La ministra de Salud catamarqueña, Claudia Palladino, explicó cuál fue para ella la medida que posibilitó tal resultado: “Para prevenir la llegada del coronavirus se cerraron los ingresos a la provincia”. 

Además, la funcionaria explicó “tuvimos que tomar una batería de medidas, sobre todo controles de fiebre anticipados”, a la vez que señaló en diálogo con CNN Radio que " se hicieron controles en terminales de ómnibus y aeropuertos. Se trabajó con Gendarmería para tener puestos estratégicos en las zonas por las que ingresaban turistas”. 

Sin embargo, Palladino remarcó que la escasa cantidad de población, "ayudó a la hora de encarar los controles”,  ya que en la provincia son 400 mil habitantes. 

Además, la funcionaria admitió que “le preocupa la posibilidad de que haya personas asintomáticas". De tal manera, es que en  Catamarca se estableció el uso obligatorio de barbijos y tapabocas. 

Por otro lado, la ministra de la cartera de salud provincial, explicó que "hubo 800 personas aisladas, pero hasta ahora ninguna de ellas dio positivo” de COVID-19. Sin embargo, anticipó que “la comunidad no debe relajarse”, y advirtió: "Tenemos que prepararnos: la lucha contra la pandemia va a ser larga”.