Una misión de científicos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos ( NASA) llegó en las últimas horas a Ushuaia para emprender una serie de vuelos consecutivos a la Antártida, que se llevarán a cabo a partir de la próxima semana y que servirán para relevar el espesor de las masas de hielo y otros parámetros relacionados con el cambio climático, confirmaron fuentes oficiales.

La comitiva forma parte del programa IceBridge de la NASA, una iniciativa orientada a “estudiar y comprender el comportamiento de glaciares y capas de hielo en el continente antártico”, y por primera vez hará base en una ciudad argentina.