¿Dónde está María?

La comunidad china y la Red Solidaria buscan a una mujer de 65 años que fue vista por última vez el 20 de enero, cuando arribó desde Shanghai al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, en Buenos Aires.

Sun Zhong Qin o "María", como se la conoce en Argentina, vive en Villa Urquiza y había viajado de vacaciones al país asiático.

"Sabemos que el viernes 19 arribó al aeropuerto a las 22.25 en el vuelo TK015 de Turkish Airlines, donde permaneció hasta el sábado 20 a las 4.30, y desde ese momento no se supo más de ella", detalló Carlos Lin, comunicador y referente de la comunidad china en Buenos Aires.

Y continuó: "Su hijo, Diego Ma, fue a buscarla al aeropuerto y la esperó hasta las 2 de la madrugada, pero como su madre nunca salió del sector de arribos pensó que no había abordado el avión o que había salido por otro lado y ya se había ido".

Lin indicó que el joven "no habla bien español, por lo que cuando fue a preguntar no supieron responderle ya que al parecer no le entendieron bien".

Según la investigación que está en curso, la mujer pasó por Migraciones a las 23.36 del viernes y luego se dirigió a buscar su equipaje, pero desde ese momento se le perdió el rastro hasta las 4.30 del día siguiente.

"A esa hora, una cámara de seguridad muestra cómo una persona de camisa blanca (aparentemente un empleado del aeropuerto) la acompaña a pasar por los escáneres de control y la deja en la salida, según la versión del hijo", agregó el comunicador chino.

Lo último que se supo fue que "esa persona acompañó luego a Sun Zhong Qin hasta un local de comidas rápidas en el área de arribos de internacionales. Después ella salió por la Terminal A dejando inexplicablemente sus valijas en ese lugar y nunca más se supo nada", apuntó.

La mujer mide 1,65 metros, tiene pelo corto y lacio con canas y llevaba pantalón largo, alpargatas y una remera de mangas largas color beige.

Lin adelantó que miembros de la Red Solidaria, familiares y amigos se reunirían esta noche en el arco del barrio chino, en Arribeños y Juramento, en el barrio porteño de Belgrano, "para pedir colaboración a la sociedad en la búsqueda".