El “Mayo 78” es un humilde e histórico club social ubicado en el corazón de Morón Sur. Muchos chicos del barrio practican allí varias actividades deportivas aunque, hasta hace poco, con algunas limitaciones. “No contábamos con la infraestructura necesaria para competir”, afirma Claudia, profe de patín.

El contexto nacional y la suba de tarifas que aún hoy moviliza a los argentinos no auguraban buenas expectativas. Sin embargo, recientemente la institución estrenó salones, cancha de bochas, y una nueva tribuna que habilitará la participación de los jóvenes en competencias oficiales.

El caso es uno más entre las varias obras que se concretan y se replican por los barrios de la Comuna, en esos lugares fundamentales para el desarrollo de los chicos. ¿Qué pasó para que los clubes pudieran ampliarse después de tantos años? En Morón, el Municipio creó un Fondo de Fortalecimiento Institucional que, a partir de aplicar una sobretasa a entidades financieras como bancos y bingos, generó recursos para contribuir mensualmente con las organizaciones civiles. 

"Es la primera vez que recibimos ayuda del Estado, estamos muy contentos por la decisión de ayudar a los clubes, donde los chicos vienen, se divierten y crecen jugando”, enfatizó Domingo Fumaio, Vicepresidente del “Mayo 78”. La clave fue que la ayuda del Fondo para solventar gastos se complementó con aportes para hacer obras. Así, desde 2016, en total se invirtieron 21 millones de pesos para ejecutar 86 proyectos. 

La distribución de los recursos, que ya benefició a más de 150 entidades, es en un 80% para organizaciones civiles sin fines de lucro y en un 20% para potenciar a pymes y comercios.

Sobre la medida que impulsó al comenzar su gestión, y fue apoyada sin oposición en el Concejo Deliberante local, el Intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro afirmó: “Estamos donde tenemos que estar. Nuestros clubes de barrio son los que nos ayudan a que los chicos crezcan en un ambiente de contención, con valores para el futuro, y no en la calle. Por eso impulsamos el Fondo y más de 80 instituciones de Morón hicieron obras que esperaron años”

La Dirección de Deportes local y las Unidades de Gestión Comunitaria del Partido trabajan a diario con las instituciones (además de clubes, centros de jubilados, sociedades de fomento, bibliotecas) facilitando el asesoramiento para que puedan ordenar sus papeles y acceder a la ayuda económica. Con este fin, el Fondo también ofrece una unidad de contadores y abogados para cooperar con el proceso de regularización y hasta un arquitecto, que supervisa las reformas edilicias.

De esta forma, el caso del “Mayo 78” no es la excepción. El Centro Español construyó un playón deportivo, la Sociedad de Fomento El Palomar su primera cancha de fútbol, con vestuarios. Lo mismo sucedió en el Social Club de Villa Sarmiento. Su presidente, Daniel Wehbe explicó: "Esta es la obra más importante de la historia del club; estamos muy emocionados, todavía no podemos creer lo rápido que se concretó el proyecto".

El Club Cultural y Deportivo Mariano Moreno, el Centro de Jubilados del Partido de Morón, el Club Porteño, Las Palomitas, el Centro de Pensionados Carmelo Selva, son otras de las instituciones asistidas. Según Gerardo Rósica, Presidente de la Sociedad Italiana de Haedo, "con la ayuda del Municipio renovamos toda la fachada, construimos un salón con baños, cocina; después de décadas podemos crecer", celebró.