En plena conmoción mundial por la muerte de Diego Maradona, los fiscales a cargos de determinar la causa del fallecieminto comenaron a recolectar pruebas y testimonios. En ese mismo momento, el neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov intercambiaban mensajes de WhatsApp ante una posible responsabilidad judicial por el tratamiento que recibió el ídolo.

La sospecha de la Fiscalía General de San Isidro es la mala praxis o un posible homicidio culposo por negligencia. Por ese motivo se llevaron a cabo una serie de allanamientos que tuvieron como destinatarios a las viviendas y consultorios de Luque y Cosachov. Entre los elementos secuestrados había recetas, historias clínicas y dispositivos, cuyo contenido revelaron charlas entre los profesionales con los que los investigadores buscan confirmar o descartar sus hipótesis.

El último fin de sema que conocieron audios del neurocirujano en los minutos previos a la muerte de Maradona. “Avisame si están enojados con nosotros”, le preguntó a la médica presente en el country en donde falleció el 10. “El gordo se va a cagar muriendo”, le anunció a otro interlocutor.

Ahora, el portal Infobae reveló que pasó después de esos mensajes.

Luque y Cosachov se intentaron calmar el uno con el otro y convencerse de que el aval y las firmas de la familia para la salida de la Clínica Olivos son su respaldo y garantía ante lo que la Justicia luego consideraría en sus cálculos una internación domiciliaria deficiente. Aunque los fiscales no entienden lo mismo.

La conversación entre los médicos, a primera hora de ese jueves 26, comienza cuando Cosachov le reenvía a Luque un mensaje con el resultado de la autopsia a Maradona que revelaba un “edema agudo de pulmón secundario a insuficiencia cardíaca crónica reagudizada. Corazón con miocardiopatía dilatada”. El médico le responde que ya estaba al tanto de la chance: “Si si, iba a ser algo cardíaco”. Lo curioso es que Maradona no tenía asignado un cardiólogo. 

Cosachov, claramente era la más preocupada y atemorizada por la situación: “Yo tengo cagazo de que me quieran empomar por los remedios”.

“No te persigas con eso, Agus”, le replicó Luque: “Era un enfermo delicado”.

“Estoy medio persecuta”, insistió la doctora.

Esto se relaciona con otras pruebas que se acumulan en el expediente de distinta índole que tiene que ver con los remedios psiquiátricos que recibía Maradona y que serán evaluados, próximamente, por la junta médica que será convocada.

Según las pericias toxicológicas, Diego no tenía alcohol ni drogas ilegales en su organismo, aunque los estudios dieron positivo en medicamentos hallados en su sangre y orina como la venlafaxina, un conocido antidepresivo, quetiapina, un antipsicótico empleado por ejemplo en el tratamiento de desórdenes bipolares, levetiracetam, empleado en convulsiones y naltrexona, utilizado en tratamientos por abstinencia de sustancias.

El ex entrenador de Gimnasia era tratado por su adicción al alcohol. También se encontró metoclopramida, empleado para aliviar náuseas y vómitos, así como ranitidina.

La venlafaxina, según entienden los fiscales, es un punto de conflicto: información que recibieron los investigadores de la causa indica que podría estar contraindicada para cardiopatías que Diego sufría desde su histórica internación hace 20 años en Punta del Este.

Luego, la conversación toca un punto central del desarrollo del expediente, que forma parte de los argumentos de los abogados de los sospechosos y que si la causa llega a juicio será punto de controversia. Tiene que ver con la firma de las hijas de Diego en la externación de la Clínica Olivos y el supuesto conocimiento que tenían Dalma, Gianinna y Jana -a quien Luque trató de “pelotuda de mierda” por pedir que su padre vaya a un hospital en vez de a un country- de cómo era el tratamiento.

El primero en introducir el tema es el neurocirujano en un audio: “Acá hay algo fundamental, que es que todo, todo se habló con la familia. Incluso en las reuniones de Zoom estuvo la familia. Cuando se hablaba de la disponibilidad médica, que era lo que necesitábamos. Todo se habló con la familia. Eso también nos tiene que dejar tranquilo porque no se tomaban decisiones sin que ellos intervengan. Todas las sugerencias de la familia se aceptaron. El día que llegó el clínico, Diego no quiso y estaban Gianinna y Jana e intentaron y tampoco lo pudieron hacer entrar. La familia intervino mucho, nosotros apoyamos en esto nada más”.

Cosachov va en la misma línea y se convence junto a su compañero: Lo de la familia es fundamental. Gracias a Dios está lo de la internación. Tenemos la firma de la familia y tenemos el aval 100%. Bueno, nada. Habrá que esperar a que empiecen a romper las pelotas con otra cosa los periodistas. Es su laburo pero me da bronca que digan tantas pelotudeces. Me rompe los huevos que en los medios digan estas pelotudeces”.

Se cree que los abogados de los médicos intentarán usar la estrategia de que la familia estaba en conocimiento de lo que se hacía y que ellos aprobaron con su firma. Los fiscales se plantan de la vereda opuesta asegurando que por más firma de las hijas los que tienen los conocimientos médicos eran ellos.

Ver más productos

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Ver más productos