La Coordinación de Ablación e Implantes de Catamarca (Caica), del ministerio de Salud de la provincia, realizó una ablación múltiple de la que se logró extraer corazón, pulmón, riñones, hígado y córneas, de un joven fallecido tras protagonizar un accidente de tránsito. Se trata de Javier Alejandro Velez, de 19 años, quien ingresó al Hospital Interzonal San Juan Bautista el pasado miércoles cuando la moto que conducía chocó con un remis.

El viernes por la noche los médicos informaron que tenía muerte cerebral y falleció por la mañana, luego de que sus padres tomaran la noble decisión de donar sus órganos. Según se supo, los riñones y las córneas serán destinados a pacientes catamarqueños mientras que el resto de los órganos serán destinados a pacientes en lista de espera de emergencia nacional.

Tras la compleja intervención, la Doctora Carina Tolosa titular del Caica expresó: “Fue una ablación a un paciente joven, de 19 años, que sufrió un accidente en la vía pública hace menos de 72 horas y entró en muerte cerebral. Gracias a la familia que tuvo este gesto tan humano de donar los órganos, permitira mejorar y salvar vidas de personas que esperan por un trasplante”. A pesar del dolor del repentino fallecimiento de su hijo, los padres tomaron la decisión de salvar otras vidas.