La muerte de mellizos de un año y medio -quienes estaban al cuidado de su abuela- conmociona a la localidad entrerriana de Villa Elisa. Se trata de los mismos bebés que el año pasado fueron dejados en un auto por sus padres, de 24, para irse al casino.

Los hermanitos fallecieron en la madrugada del martes pero el hecho trascendió este jueves luego de que se conocieran detalles de la investigación que se sigue para determinar las causas que provocaron su muerte, que habría sido por la ingesta de un medicamento.
 

El fiscal Perroud.


La causa, a cargo del fiscal Alejandro Perroud, fue caratulada como "investigación para establecer causal de muerte" y todavía no tiene imputados.

Según contaron fuentes policiales, primero se descompensó uno de los niños con un cuadro de vómitos y fue asistido en el hospital de esa localidad, y ante la gravedad del caso se lo trasladó hasta un centro de mayor complejidad en Colón. El otro chico fue tratado en el hospital de Concepción del Uruguay, donde murió a la medianoche del martes.

"En el primer caso, se trabajó varias horas de reanimación pero el cuadro del segundo niño fue bastante abrupto", dijo el fiscal Perroud, quien confirmó que los niños "fallecieron en circunstancias bastante similares, con unas pocas horas de diferencia".

Fuentes policiales de Villa Elisa confirmaron que los hermanos estaban al cuidado de su abuela en esa ciudad ya que sus padres, domiciliados en Colón, los dejaban bajo su tutela, por razones de trabajo.

A su vez, el subjefe departamental de Colón, José Francisco Berón, informó que los niños son los mismos que un año atrás fueron abandonados en un coche "mientras sus padres, de 24 años, estaban apostando en el Casino de Concepción del Uruguay".

Berón adelantó que en los allanamientos que se realizaron en las casa de la abuela y de los padres se secuestraron "alimentos, pañales, medicamentos, venenos y toda sustancia que se pueda cotejar con el resultado de la autopsia".

El fiscal, en tanto, indicó que si bien "es prematuro" hablar de una hipótesis respecto de la muerte de los menores, entendió que "habrían ingerido o consumido alguna sustancia que podría haber provocado su muerte".

"Fue muy poco lo que se pudo hacer, en el primer caso, fueron varias horas de reanimación y en el segundo niño, fue un cuadro bastante abrupto, por lo que aparenta. El primer niño muere 22:45 y el segundo, a las dos o tres de la mañana", aseveró el fiscal.

Además, dijo que se secuestraron elementos en la vivienda de los abuelos de los niños, teniendo en cuenta que podría tratarse de "algún tipo de ingesta o sustancia nociva para la salud". "Hay mucho material para peritar. Me entrevisté con los abuelos y profesionales que estuvieron con ellos, con la familia, para darles contención", acotó.

Los abuelos relataron al fiscal "qué es lo que comieron y cómo fue el transcurso del día en que murieron. El médico de Tribunales evaluó a los abuelos para ver si habían presentado algún síntoma, y se determinó que no tenían ningún síntoma similar al que presentaron los chicos", dijo Perroud.

La Policía de Villa Elisa confirmó, además, que los cuerpos fueron sometidos en horas de la tarde de este miércoles a una autopsia en Oro Verde, para determinar las causas de su muerte, datos que aún no fueron remitidos a la Justicia.

Fuente: Télam