Un hombre de 53 años murió cuando explotó el neumático de un camión que estaba reparando en una gomería donde se desempeñaba desde hace menos de un mes por pedido del dueño, que le dio trabajo y vivienda para ayudarlo, informaron voceros policiales.

La víctima era Miguel Antonio Silva, quien al momento del trágico accidente se encontraba junto a Walter Brandán, su compañero de trabajo.

"Él estaba arreglando la rueda del camión; me acerqué y le pedí el calibrador para inflar la rueda de una camioneta pero unos segundos después sentí el reventón y lo ví tirado en el piso", relató Brandán, quien aseguró que “nunca nos pasó algo igual”.

Vecinos del local contaron que la víctima dormía bajo un puente y, para ayudarlo, el dueño de la gomería le ofreció hace menos de un mes trabajo, comida y una cama en el local situado en avenida Francisco de Aguirre primera cuadra, en la capital tucumana.