El cónsul general de Chile en Rosario, Fernando Labra Hidalgo, falleció este miércoles y se convirtió en la víctima fatal número 29 por coronavirus en el país.

Labra Hidalgo se encontraba internado y aislado en un centro de salud de esa ciudad santafesina, según había informado el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Teodoro Ribera Neumann.

El hombre presentó los primeros síntomas el 20 de marzo y siempre estuvo aislado.

“Con profundo pesar comunico el fallecimiento de nuestro Cónsul General en la ciudad de Rosario, Argentina, señor Fernando Labra. Fue un funcionario de impecable carrera con 38 años de servicio en la Cancillería. Nuestros pensamientos están con su familia en este duro momento”, indicó el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, en su cuenta de Twitter.

A través de un comunicado, la Cancillería chilena detalló la labor de Labra Hidalgo durante casi cuatro décadas; “Prestó importantes servicios a nuestro país, siento sus últimas destinados en Buenos Aires y Rosario, ciudades donde desarrolló con gran abnegación y profesionalismo su vocación de servicio público y su compromiso de prestar ayuda a los connacionales, en particular a los más vulnerables”.