Este domingo, falleció el escritor, traductor y editor Juan Forn en Mar de las Pampas . Según revelaron desde su familia, la causa del deceso fue un infarto , que no estuvo relacionado con el Covid-19 .

Hace más de dos décadas y tras una noche de descontrol con amigos, tuvieron que internarlo e incluso algunas horas en coma. Quince años después, por recomendación médica, abandonó la Ciudad de Buenos Aires y se trasladó con su mujer e hija en Villa Gesell.

Su trayectoria

Nació el 5 de noviembre de 1959 , en el seno de una familia porteña acomodada. Aseguraba haber sido un niño introvertido, que veraneaba junto a sus padres en La Cumbre, Córdoba, y que leía cómics todo el día.

Es conocido por ser el autor de títulos como " Frivolidad ", " María Domecq " y " Nadar de noche ", aunque también fue fundador del Suplemento Radar , columnista de Página / 12 y actualmente director de la colección Rara Avis de editorial Tusquets .

Si bien su carrera en la literatura argentina arrancó con su novela " Corazones cautivos más arriba " (1987).  su consagración llegó cuatro años más tarde con la antología de relatos " Nadar de noche ".

En los años noventa, alternaba su labor entre la edición y la escritura. Se dedicó a renovar las narrativas de las editoriales Emecé y Planeta , a la vez que se destacaba con novelas propias como " Frivolidad " y " Puras mentiras " e iba elaborando el material de uno de sus grandes libros de la década siguiente: " María Domecq ".

En  Planeta trabajó durante seis años, en los que sacó una de las colecciones más emblemáticas de la argentina: Biblioteca del sur. También fue responsable directo de la creación del suplemento Radar .

Desde la editorial enviaron un sentido mensaje de despedida en el que resaltaron su papel como " autor, editor, escritor, traductor y dueño de un estilo propio, Juan Forn dejó un legado que acompañará por siempre a esta casa editorial ", acompañado de un resumen de su carrera.

Sus últimos años

Ya instalado en la costa atlántica, su nombre volvió a sonar cuando decidió donar dos mil ejemplares de su colección privada de libros a la biblioteca popular de esa localidad, aunque admitió que se quedó con sus escritos favoritos y algunos que pensaba releer.

Tiempo después, le ofrecieron un espacio para brindar charlas en la Biblioteca Rafael Obligado, que luego se convertirían en notas para Radar y, más adelante, en las contratapas sobre historias de autores o personalidades del Siglo XX que Página / 12 publicado cada viernes durante ocho años.

La despedida

Escritores y personajes reconocidos despidieron a Juan Forn a través de sus Forn a través de sus redes sociales: