La triste imagen del can agonizando (Wann Albarracin).

En la localidad bonaerense de Tigre, vecinos denunciaron en la redes sociales un caso puntual de las consecuencias directas que trae el uso de la pirotecnia en los animales.

Indignados, filmaron y tomaron fotografías de un perro raza labrador que agonizaba desangrándose en plena vía pública del distrito mencionado.

Conforme a los testimonios de los denunciantes, un grupo de nenes lanzó un petardo en la calle, el can lo tomó con la mandíbula y tras la detonación las heridas producidas fueron considerables.

El animal finalmente tuvo que ser inducido para tener una muerte menos dolorosa, según lo narrado por los vecinos.

Esta situación causó gran repercusión en las redes sociales con miles de comentarios repudiando el aberrante desenlace, para poder concientizar sobre las irreparables consecuencias que trae aparejado el mal uso de la pirotecnia, y el daño que causa tanto en humanos como animales, que ya de por si, sufren por los fuertes estruendos.