El padre del alumno de 12 años que cuestionó la clase de Educación Sexual Integral (ESI) que recibió su hijo en una escuela de Comodoro Rivadavia, Chubut, aseguró que él no envía a su hijo al colegio “para que le enseñen a besar” y aseguró que “por más ley que haya, no voy a resignar mis derechos de padre”.

Luciano Díaz confirmó que se presentó en el establecimiento educativo 766 para quejarse ante las autoridades por un taller que se realizó el último martes, del cual “me enteré porque mi hijo me lo contó, no porque me lo hayan advertido desdae la escuela, como hubiera correspondido”, expresó el hombre.

“Yo soy un padre presente, que voy a buscar todos los días a mi hijo a la escuela y hablo mucho con él, le pregunto todos los días cómo anda y qué tiene para contarme de lo que aprendió, y ahí surgió este tema del taller de educación sexual”, agregó.

Al respecto, la directora de Orientación y Apoyo a las trayectorias escolares dependiente del ministerio de Salud de Chubut, Ana Bishop, defendió la ESl y recordó que se basa en la ley 26.150 sancionada en 2006, a la cual se comprometieron a dar cumplimiento los ministros de Educación de todo el país.

El mismo se trata de un programa que visibiliza temas como “sexualidades, métodos anticonceptivos, diversidad, relaciones sin violencias, trastornos de la conducta alimentaria, consumos problemáticos, prevención del suicidio, violencia en las escuelas (bullying), acoso laboral y acoso sexual virtual”.

Ver más productos

San Juan de Capistrano

La iglesia recuerda hoy a San Juan de Capistrano

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos