Si bien los ajustes tarifarios quedaron para después de la época electoral, el gobierno nunca ocultó que tras la cita con las urnas se implementaría una nueva ronda de incrementos. Estos serán inminentes y afectarán las boletas de luz y de gas, todo el transporte público (subtes, colectivos y trenes), el abono de fútbol y la factura de la prepa gas de salud, que se suman a las naftas, cuyo precio se modificó este lunes.

El macrismo ganó las elecciones legislativas al quedarse con la mayoría de las provincias y ese apoyo le permite avanzar con tranquilidad sobre las tarifas y en pos de reducir algunos subsidios, como ocurrirá en el caso del transporte público. El de los subterráneos, colectivos y trenes estaba planificado para comienzos de este año, pero la campaña obligó a retrasarlos.

Se espera que en los próximos meses el incremento del boleto de colectivo, por ejemplo, se ajuste alrededor del 73%, y pase de $6,50 a $11 en la ciudad de Buenos Aires. Según dejó trascender el Ministerio de Transporte, la mala noticia estaría acompañada por una buena: el "boleto multimodal", que serviría para combinar trenes, subte y colectivo, con una tarifa base general y que podría rondar los 11 pesos.

En tanto, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, estableció en febrero último dos aumentos de la luz al año para los hogares del área metropolitana. El primero fue de 42% y se aplicó a principios de año, pero aún se sigue pagando en cuotas. A su vez, para el próximo 1º de diciembre está previsto otra modificación en las tarifas de gas para transporte y distribución, que tienen una incidencia del 40% en la factura sin impuestos.

En otro orden, hace rato que el gobierno puso fin a Fútbol para Todos, pero el abono para ver los partidos de la Superliga en vivo y en directo no había entrado aún en vigencia. Superada la instancia electoral, se estima que desde el próximo fin de semana los interesados deberán empezar a pagar los $300 que cuesta el servicio por mes.

Por último, en noviembre las prepa gas aumentarían un 5% aproximadamente. Los ejecutivos lo pidieron y el gobierno podría concederlo en los próximos días, luego las prestadoras privadas deben informar a los usuarios con 30 días de anticipación.