El Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias que conduce José Luis Lingeri acordó con la empresa Aguas y Saneamientos de Argentina (AySa) un incremento salarial para este año de 15 por ciento, en dos pagos, a efectivizarse en abril y septiembre próximos.

Además, los empleados de esta actividad cobrarán en marzo una mejora salarial de 2,8 por ciento, por la diferencia entre la inflación y el incremento de haberes del año último. Si bien el acuerdo, no incluye una cláusula gatillo de recuperación automática del poder adquisitivo perdido, estaría acordado asimismo que en enero de 2019 se recuperase esa porción del salario.

El acuerdo, que fue rubricado por Lingeri, el titular de Aysa, José Luis Inglese, y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, prevé un incremento de 7,5 por ciento en abril y otro 7,5 en septiembre. Dos meses antes de que caduque el acuerdo paritario de 2017, el sindicato de Lingeri se avino al planteo oficial de negociar ajustes salariales en línea con la inflación anual pautada en un hipotético 15 por ciento, que según diferentes analistas será desbordado en no menos de 5 puntos.