Por Matías Resano 
mresano@cronica.com.ar 

El desamparo y la violencia reinan en el barrio Villa Constructora del partido de La Matanza, escenario de una ola de robos. A pesar de las sucesivas denuncias de las víctimas y de los reiterados pedidos presentados en reclamo de mayores medidas de seguridad, las respuestas de las autoridades municipales brillan por su ausencia.

En la intersección de Peribebuy y Figueroa Alcorta se convocaron los vecinos de Villa Constructora, de la localidad de San Justo, indignados por los incesantes episodios de inseguridad en el lugar. A pocos metros de la mencionada esquina se asienta un predio abandonado, que fue tomado como basural, y que sirve como vía de escape para los ladrones. "Seguridad, seguridad", coreaban los allí reunidos con la esperanza de que el reclamo fuera por fin oído.

Todos son víctimas

"El jueves a la madrugada nos robaron. Nos mantuvieron en el piso, yo les pedía por favor que se llevaran lo poco que tengo, porque soy un jubilado. Fueron diez o quince minutos, pero pareció un siglo. Me decían: Viejo, viejo, la plata, la plata, y otro dijo: Matémoslo, matémoslo", contó Antonio aún impresionado por el mal momento vivido.

En tanto, a pocos metros, Claudio también reconoció haber sido víctima de la delincuencia cuando acompañaba a su esposa a una parada de colectivos cercana. Al respecto, relató que "vinieron dos y nos encerraron. Les dimos lo poco que teníamos, pero no les fue suficiente porque uno de ellos quería más y le decía a su cómplice: Metele bala, metele bala", describió.

Al mismo tiempo, Omar reveló su calvario. "Me han robado dos autos, me han dejado tirado y hasta me golpearon en la cabeza. Es constante que violenten las puertas y entren en las casas. A un vecino le desvalijaron todo mientras él estaba de vacaciones. No podemos seguir más así", agregó.

Al ser consultados sobre si reconocen a los maleantes, Marcela reflejó el temor que los invade, al expresar que "tenemos que convivir con ellos, y son las autoridades las que tienen que actuar. Desde 2013 que se agravó la inseguridad en Villa Constructora", indicó. A la inseguridad, se suma, además, la falta de higiene en el predio, que atenta contra la salud de los vecinos.

"También hay una mugre terrible en el predio, frente a un centro comunitario de salud", agregó. Harto de la inseguridad y de sentirse desprotegido, Omar sostuvo con firmeza: "Nos dicen que lo van a resolver, pero no hacen nada. Ni siquiera podemos salir a baldear la vereda", concluyó.