Militantes de organizaciones sociales y sindicales marcharon este miércoles al mediodía hacia el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, donde tuvo lugar el acto central de una jornada nacional de lucha en reclamo de "tierra, techo y trabajo; contra el hambre y los tarifazos".

La 9 de julio está intransitable entre las avenidas Córdoba y San Juan (Télam).

Luego de concentrarse en tres puntos del centro porteño, Plaza Congreso; Carlos Calvo y Avenida 9 de Julio, y Santa Fe y 9 de Julio, las columnas de manifestantes se dirigieron hacia la sede de la cartera de Desarrollo Social, ubicada en la Avenida 9 de Julio y Belgrano. 

 

De la jornada de protesta, que se desarrolló al mismo tiempo en distintos puntos del interior del país, participaron la Corriente Clasista y Combativa, el movimiento Barrios de Pie, el Frente Popular Darío Santillán, el Frente de Organizaciones en Lucha y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, entre otras organizaciones. 

(Gentileza Urgente24)

La protesta, afectó la circulación del tránsito en la zona céntrica, con cortes parciales que se dieron a lo largo de la Avenida 9 de Julio desde la avenida Córdoba hasta la avenida San Juan. La manifestación se extendió hasta las 14, momento cuando se deconcentró luego del acto que tuvo lugar frente a la sede del Ministerio de Desarrollo Social

En declaraciones formuladas el martes al término de la reunión de Gabinete, en la Casa Rosada, la ministra Carolina Stanley había afirmado que no es necesario utilizar "métodos extorsivos, como el corte de calles y las manifestaciones" para hacer escuchar los reclamos, y le había pedido a las organizaciones "responsabilidad" y que "no tengan que ver más con la política partidaria".

En tanto, en diálogo con radio La Red, Juan Carlos Alderete, referente de la Corriente Clasista y Combativa, una de las organizaciones convocantes, afirmó que la marcha "se podría haber evitado" si los movimientos sociales hubiesen sido "convocados al diálogo", que -según dijo- "se terminó el año pasado", luego de las fiestas de fin de año. 

Por otro lado, Alderete destacó el apoyo que las organizaciones sociales reciben en el interior de las regionales cegetistas y de otras entidades sindicales como las dos CTA y la Corriente Federal, pero, por el contrario, cargó duramente contra la CGT a nivel nacional: "Está medio dormida todavía, a lo mejor porque tienen un interés político y no es saliendo a la calle cómo se ganan votos o porque están más comprometidas con las empresas que con los obreros", aseveró. 

Por su parte, en diálogo con la El Destape Radio, el dirigente de Barrios de Pie Daniel Menéndez entendió que "la movilización es el camino para poner en agenda la realidad actual, que es muy compleja y de mucha dificultad", y sostuvo que "el gobierno está montado sobre discusiones superfluas", con la mirada puesta “en el año electoral”.