Otra medida de fuerza de los controladores aéreos registró demoras en los vuelos de Aeroparque y Ezeiza. El grupo de trabajadores reclama "medidas de seguridad y nuevas discusiones sobre las condiciones de trabajo". De no aparecer soluciones, este jueves reiterarán la modalidad.

Decenas de vuelos demorados y cientos de pasajeros enojados fue el resultado de la retención de servicio de controladores aéreos. Es que los trabajadores nucleados en la Asociación Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación le pidió respuestas a Empresa Argentina de Navegación Aérea ante la demanda de una recomposición salarial y medidas de seguridad laboral.

Además, reclamaron sobre "las condiciones de prestación de los servicios, las situaciones de acoso y discriminación, el preocupante estado de los servicios de navegación aérea". Los controladores afectaron exclusivamente los despegues, exceptuando las aeronaves en emergencia y aquellas que operan para el servicio de búsqueda y salvamento, traslados sanitarios y de órganos.

Las medidas de fuerza se extenderán durante todo junio. La próxima será este jueves en dos turnos: de 9 a 11 y de 15 a 17. El sábado, se repetirá el escenario.