Un niño de un año llegó al hospital del departamento mendocino de Tunuyán con una intoxicación por cocaína. Fuentes policiales indicaron que el caso se presentó el viernes en el hospital Scaravelli, donde los médicos detectaron signos de intoxicación y luego dieron aviso a la justicia. Los padres del menor quedaron a disposición de la justicia.

A pesar de que los papás del nene aseguraron que la descompostura fue provocada por una bebida cola que le dieron, los posteriores análisis que hicieron los médicos, certificaron que el chico tenía cocaína en su organismo. Dadas las circunstancias, los padres fueron detenidos y el niño quedó internado.

Mientras tanto, otros hijos de la pareja, quedaron bajo la asistencia del Órgano Administrativo Local (OAL), que interviene en casos de protección de menores de edad.  El subsecretario de Salud, Oscar Sagás, señaló al respecto que, al mismo tiempo, se están haciendo estudios a un hermano del nene, de 9 meses, para determinar si también tiene vestigios de cocaína que se podrían haber traspasado a su cuerpo a través de la lactancia. "Creemos que esa es la vía y estamos en ese tema. La madre es consumidora de cocaína y está dando de mamar", añadió Sagás.