Por Ana Breccia
@AnaBreccia

Este martes, cuatro rugbiers fueron denunciados por desfigurarle la cara a un chico de 18 en un barrio privado de la ciudad de Córdoba, cuando no les permitió asistir a una fiesta a la que no estaban invitados durante la madrugada del pasado domingo. Rápidamente se viralizaron las fotos en las que se puede ver las graves lesiones que sufrió la víctima en el rostro.

Víctor, el papá de Lautaro Insúa, la víctima, indicó en diálogo con cronica.com.ar que este miércoles tiene un turno médico con un otorrino laringólogo debido a la "quebradura del tabique nasal" que le produjeron los jóvenes. Además, deberá asistir a un especialista de cuello y cabeza ya que podría tener comprometida las "órbitas de los ojos". 

 

"Lautaro está tomando medicación: antibióticos, anagésicos y un spray para las heridas. Además, le cocieron las heridas en los párpados", agregó Victor. Con el fin de semana largo, tuvieron que "estirar las visitas a los especialistas", pero entre el miércoles y jueves tendran los infomes médicos finales y en detalle. 

Lo que si puedieron obtener es una tomografía que reveló las lesiones en la nariz y en la zona ocular.

"Lautaro está tomando medicación: antibióticos, anagésicos y un spray para las heridas. Además, le cocieron las heridas en los párpados".

 

Para tratarlo psicológicamente lo van a llevar a un "especialista de situaciones graves" pero van a esperar a "que esté más tranquilo" ya que primero debe someterse a los estudios para determinar el estado de sus lesiones internas.

Tanto su abogado Carlos Nayi, como la familia decidieron que la víctima va a estar "abocado a hacer silencio ya que necesitamos que él descanse, se recupere y los profesionales lo vean", concluyó el papá de Lautaro.

 

Nayi dijo que está solicitando la "inmediata detención" de los cuatro rugbiers que "aprovechándose de la superioridad numérica y física pretendieron invadir una vivienda privada con fines furtivos" y sostuvo que, con ese objetivo, "golpearon brutalmente" Insúa.

La agresión ocurrió alrededor de las 3.30 del domingo cuando, junto a unas 30 personas, participaba de un festejo de egreso secundario en una vivienda del barrio privado Los Carolinos, y la víctima señaló que los cuatro rugbiers "pretendieron ingresar a la fiesta" a la que "no estaban invitados". Asimismo, dijo que les pidió que se retiraran y que, como respuesta, lo "empezaron a golpear".

 


El denunciante indicó que "sólo dos de ellos" lo golpearon e incluso dio sus nombres : "Son Mateo Soler y Tadeo Torasso", del Tala Rugby Club de Córdoba, remarcó. En tanto, Nayi detalló que los agresores son cuatro: "Dos golpearon y dos apoyaron la golpiza de manera pasiva, pero corresponde también que respondan penalmente", consideró y afirmó que a su defendido "le quebraron el tabique y le ocasionaron graves lesiones nasales".

El abogado añadió que los agresores habían ingresado al predio para ir a otra vivienda y que, "mediante la violencia, pretendieron invadir en una propiedad privada".  Facundo Soler, ex jugador de Los Pumas y papá de Mateo, uno de los sindicados como agresor, relató una situación distinta, al sostener que "Lautaro comenzó la pelea al empujar y pegarle a mi hijo".

 

 

"Dos golpearon y dos apoyaron la golpiza de manera pasiva, pero corresponde también que respondan penalmente".

 


El fiscal de Instrucción, Horacio Vázquez, está cargo de la causa y manifestó a Cadena 3 que el hecho es materia de investigación, debido que "hay versiones encontradas", por lo que aseguró que se va a expedir una vez que reúna todos los elementos probatorios.

 

 

Ver comentarios